Judiciales

Caso de María Tacsan: Fiscalía finaliza acusación contra médico sospechoso de matar a su esposa

Defensa sostiene que rastreo telefónico revela que la fallecida habló con su madre a las 11:45 a. m., hora a la que según el reporte de las autoridades ya estaba muerta

La Unidad de Género de la Fiscalía de Heredia finalizó la acusación contra un médico de apellidos Pérez Hernández, sospechoso del feminicidio de su esposa, María del Carmen Tacsan Ulate, en setiembre del 2020.

Desde el pasado 11 de marzo, el documento fue remitido a la familia de la mujer para que por medio de su abogado comuniquen si se van a constituir en querellantes y a presentar una acción civil resarcitoria para solicitar el pago de una indemnización por los daños sufridos. En los próximos 13 días hábiles, ellos deberán comunicar al Ministerio Público su decisión.

“Una vez que la acusación regrese al Ministerio Público, la Unidad de Género remitirá el expediente al Juzgado Penal, para que se programe una audiencia preliminar, donde se determinará si el caso es elevado a juicio o no”, explicó la Fiscalía.

La Nación intentó conversar con el abogado de la familia de María Tacsan, Carlos Chaves Solera, pero luego de múltiples intentos no fue posible obtener su versión. Empero, en declaraciones a Teletica.com manifestó que “por parte de la familia se va a presentar una querella para coadyuvar con el Ministerio Público y tratar de demostrar, en el debate respectivo, que el imputado fue el autor de este hecho (el feminicidio). También se va a presentar una acción civil, donde básicamente se va a reclamar un daño de carácter moral por todo el sufrimiento que ha llevado esta familia desde que María fue asesinada”, aseguró a ese medio.

José Miguel Villalobos Umaña, defensor del imputado, dijo que al estar ya lista la pieza acusatoria, a la espera del trámite de la querella y acción civil, es probable que a su representado le prorroguen la medida cautelar de arresto domiciliario con monitoreo electrónico el próximo miércoles 23 de marzo.

Inicialmente, como parte de este proceso, Pérez estuvo en prisión preventiva por un año (entre el 26 de setiembre del 2020 y la misma fecha del 2021), pero la medida se cambió al arresto con tobillera, luego de una gestión de Villalobos, quien afirmó que un rastreo del teléfono fijo del apartamento en el cual habitaba María Tacsan reveló que ella habló durante cerca de nueve minutos con su madre a una hora en la que, según la autopsia de Medicatura Forense del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), ya estaba sin vida.

La acusación

Teletica.com también reveló parte de los datos que constan en la acusación contra Pérez, de 43 años, la cual precisa que, en apariencia, el sospechoso le habría suministrado lidocaína a la víctima para inmovilizarla. “(Por la) concentración de lidocaína que presentaba el organismo de la ofendida era probable que la vía utilizada por el acriminado para suministrarle el medicamento lidocaína fuese la intravenosa. Además, acotó que debido al nivel de toxicidad que presentaba la víctima por esta droga, no era posible que la misma coordinara habilidades motoras tales como accionar un arma de fuego o utilizar un arma blanca.

“Finalmente, destacó que el disparo que presentaba la afectada se realizó luego de la intoxicación por este medicamento y que las lesiones punzocortantes y cortantes ubicadas en el cuerpo de la agraviada se produjeron en una fase agónica o post mortem; con lo cual se determina, sin ninguna duda, que la ofendida no pudo autoinfringirse un disparo o inclusive las heridas de arma blanca”, explica una parte de la pieza acusatoria revelada por el medio.

A criterio de José Miguel Villalobos, esa aseveración se contradice, ya que se ha sostenido que Tacsan murió entre las 8 a. m. y 10 a. m., pese a la existencia de dos llamadas con su mamá poco antes del mediodía. “La Fiscalía siempre ha tenido una hipótesis de que (...) su esposo la mató el 19 de setiembre del 2020 (...) y que quiso hacer pasar el homicidio como un suicidio.

“La tesis de la defensa es que desde diciembre del año 2020 la Fiscalía sabe que eso no es posible, porque si se afirma que María Tacsan murió antes de las 10 a. m. y a las 11:45 a. m. habló con su mamá entonces no podía estar muerta (...). El Tribunal le exigió a la Fiscalía una explicación en relación con esta prueba, no de aceptarla tesis de la defensa pero sí que se manifestara sobre cómo podría ser compatible la teoría del caso con la existencia de esta prueba y lamentable no lo ha hecho y siguió adelante con esa pieza acusatoria, lo que para mí hace que esto carezca de toda la base probatoria y esté destinada al fracaso”, aseveró Villalobos a La Nación.

Los hechos

El homicidio de María del Carmen Tacsan ocurrió el 19 de setiembre del 2020, pero no trascendió hasta el 26 de ese mismo mes. Según informó la Fiscalía en aquel momento, el día 19, tanto la víctima como su supuesto agresor estaban en su casa en San Rafael, Heredia. En determinado momento, discutieron luego de que, supuestamente, la mujer le pidiera el divorcio, lo cual provocó el enojo de Pérez.

De acuerdo con la versión del ente acusador del Estado, en apariencia, el sujeto tomó a la víctima por el cuello para provocar que perdiera la consciencia. “Posteriormente, se presume que Pérez utilizó un arma de fuego y le disparó a la mujer”, indicó la institución un comunicado de prensa enviado en el 2020.

La autopsia practicada al cuerpo revela que este tenía múltiples heridas de arma blanca, así como un disparo en el cielo de la boca, el cual le causó la muerte. El Ministerio Público agregó: “Luego de que el imputado corroboró que Tacsan había fallecido, las autoridades judiciales sospechan que procedió a acomodar el cuerpo y llamar al 9–1–1 para indicar que su esposa se había suicidado”.

Cuando la Policía llegó al sitio, Pérez les indicó que él recién encontraba el cuerpo, puesto que no estaba en la vivienda cuando su esposa se provocó la muerte. El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) procedió a hacer el levantamiento del cadáver para trasladarlo a Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores, Heredia.

Allí, tras la autopsia, los peritos determinaron que no se trataba de un suicidio, como quiso hacer creer el esposo de la víctima, sino de un homicidio. Además, las primeras investigaciones arrojaron que, al parecer, el médico mintió al indicar que no se encontraba en la casa cuando ocurrió el asesinato.

Bajo ese nuevo panorama, agentes del OIJ, bajo la dirección funcional de la Fiscalía, procedieron a detener a Pérez Hernández el 26 de setiembre del 2020 en su casa, por ser sospechoso del delito de feminicidio.

Este caso se desarrolla dentro del expediente 20–005047–059–PE.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Periodista de la Sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.