Desastres

Torbellino en Cartago destechó casas, botó árboles y dejó sin luz poblados cercanos a la basílica de Los Ángeles

Tres personas con heridas de consideración fueron trasladadas al Hospital Max Peralta

Torbellino causa estragos en Cartago. Foto suministrada por Keyna Calderón.

Tres personas con heridas que ameritaron su traslado al Hospital Max Peralta, así como al menos seis casas y estructuras destechadas, cableado dañado, árboles caídos y carros afectados son parte de los daños por el torbellino que poco antes de las 5 p. m. afectó Los Ángeles de Cartago.

Wálter Cordero, comerciante que vende en tienda La Negrita, al costado sureste del templo, informó de que el segundo piso de una estructura donde están los baños de la basílica, así como los toldos que estaban en el templete salieron volando.

Afirmó que fue un torbellino en seco, pues todavía no llovía. En los chinamos de comidas también hubo afectación y según Cordero, tuvieron que guarecerse para salvar sus vidas.

Añadió que todos los locales cercanos sufrieron pérdidas, pero todavía no han podido cuantificarlas.

Además de las latas de cinc y cableado, hay árboles arrancados de raíz, hubo transformadores que explotaron y el fluido eléctrico quedó suspendido hasta nuevo aviso, pues las cuadrillas apenas se alistaban esta noche para las reparaciones.

De acuerdo con el alcalde de ese cantón, Mario Redondo, fueron pocos minutos para generar cuantiosos daños.

“Es la fuerza de la naturaleza, por suerte no hubo personas fallecidas y esperamos que los tres heridos se recuperen pronto y que cuanto antes se restablezca la electricidad”, declaró.

El torbellino afectó actividades programadas con motivo del bicentenario de la independencia, así como la misa en la basílica y otras actividades de los alrededores.

En redes sociales los encargados de la basílica de Los Ángeles indicaron que ese santuario suspende todas las actividades y misas programadas, hasta nuevo aviso.

Lo anterior para hacer un recuento total de daños, revisar el sistema eléctrico que se vio afectado y valorar los daños que sufrió parte de la infraestructura, según el rector Miguel Adrián Rivera.

Adrián Gómez, otro vecino, dice que desde el sector de los Tribunales vio el torbellino venir. Relata que tiene 50 años de vivir cerca de la basílica y nunca había visto algo así. “Era un escándalo muy fuerte donde arrancaba todas las láminas”, acotó.

Andrea Aguilar, supervisora de Bomberos afirmó que desde las 5 p. m. movilizaron varias unidades al sector, así como en la ruta a Paraíso de Cartago, donde también les llamaron por afectación.

Agregó que luego vinieron fuertes lluvias que generaron anegamientos en El Tejar de El Guarco y a las 6:20 p. m. seguían atendiendo los problemas que la caída de árboles y del cableado generaron en varios sectores.

A las 7 p. m. Sigifredo Pérez, director de Gestión del Riesgo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) informó de que atendieron hasta esa hora 20 eventos por inundación durante la tarde.

Además del cantón de El Guarco, mencionó que hubo lluvias fuertes en la zona norte y el pacífico central y sur, así como en Pérez Zeledón.

Fenómenos recientes

El torbellino de este miércoles surge un día después de que otro más pequeño se formó en San Vicente de Santo Domingo de Heredia y destechó varias casas.

De igual manera, el 5 de agosto pasado otro fenómeno similar causó enormes daños en Santa Bárbara y Birrí de Heredia, donde hubo casas destechadas de cuajo y árboles arrancados de raíz.

“El cableado lo hizo reventado, el medidor de luz lo arrancó, se fue el techo y el cielorraso, se rompieron ventanas. Tuve que comprar unos plásticos y ponerlos encima para que no se mojen las cosas. Hoy me quedo cuidando la casa”, comentó esa vez William Camacho, damnificado.

Varios poblados se quedaron sin electricidad esa vez por los cuantiosos daños en el sistema eléctrico.

Los torbellinos se derivan de nubes que se conocen como cumulonimbos, que son nubes de gran desarrollo vertical y que internamente están formadas por aire cálido y húmedo que se eleva en forma de espiral rotatoria.

Según explicó el mes pasado el meteorólogo Roberto Vindas, este tipo de nubes en algunas ocasiones pueden generar ráfagas que pueden desembocar en torbellinos o tornados.

“De qué depende que este fenómeno se pueda calificar o no como tornado. Va a depender de la velocidad de las ráfagas y también de los daños.

“El tornado más débil que se puede encontrar o de categoría más baja es el F0, que produce daños leves y que tiene ráfagas máximas que están entre los 105 hasta los 137 km/h, que son ráfagas bastante fuertes”, resumió.

Colaboró la periodista Sofía Chinchilla

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.