Desastres

Tornado en Santa Bárbara de Heredia: ‘Mi esposa se protegió bajo la cama; yo hoy duermo en casa destechada’

Lugareños comentan que la Comisión Nacional de Emergencias y la municipalidad se presentaron rápidamente y les tomaron los datos personales.

“Mi esposa estaba muy impactada, tuvo que meterse debajo de la cama para protegerse. La llevamos al hospital y le dieron algunos calmantes. Ya ella está estable, pero yo tengo que dormir hoy en la casa destechada”.

Así narró William Camacho, vecino de Birrí, su experiencia después de que este jueves, cerca de las 3 p. m., hubo condiciones atmosféricas propicias para que se desarrollara un tornado en el cantón de Santa Bárbara de Heredia.

“El cableado lo hizo reventado, el medidor de luz lo arrancó, se fue el techo y el cielorraso, se rompieron ventanas. Tuve que comprar unos plásticos y ponerlos encima para que no se mojen las cosas. Hoy me quedo cuidando la casa”, comentó Camacho en entrevista con La Nación.

Por su parte, el también vecino de Birrí, Luis Enrique Segura, explicó que estaba fuera de su casa cuando lo llamaron por la emergencia. “Cuando llegué, cinco minutos después, ya estaba la casa inundada y destechada, el cielorraso arrancado, la instalación eléctrica chispeando”.

Además, agregó: “Los árboles de cerca quedaron con latas de zinc y partes del cielorraso. El tornado tomó fuerza en la plaza de Birrí. Creo que los electrodomésticos se quemaron porque la instalación eléctrica quedó chispeando”.

Según la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y el Cuerpo de Bomberos el evento natural dejó como saldo varias casas destechadas, árboles caídos y afectación del servicio de electricidad en varios lugares.

Birrí de Santa Bárbara y San José de la Montaña se reportan como los lugares más perjudicados. En algunas comunidades no había fluido eléctrico, pues el cableado se reventó.

En San Isidro de Alajuela, un árbol cayó sobre un camión de carga liviana, en el cual viajaban dos personas, quienes resultaron con golpes leves.

En tanto en Sabanilla de Alajuela un árbol cayó sobre el tendido eléctrico.

Sigifredo Pérez, director de Gestión de Riesgo de la CNE, explicó que este jueves hubo lluvias importantes que se concentraron, principalmente, en el Valle Central, en el Pacífico Central y Sur y en la Península de Nicoya.

Mencionó que, producto de las temperaturas altas que se percibieron durante la mañana de este jueves, se produjo este tornado en Heredia, al inicio del periodo lluvioso.

A raíz de la emergencia, atendieron tres eventos, principalmente casas destechadas y árboles desprendidos.

Por el momento, Bomberos, Cruz Roja y los comités locales de emergencia están haciendo la valoración inicial de los daños y permanecen en contacto con las familias afectadas; no indicó cuántas eran.

Aunado al tornado, Pérez reportó otros cuatro eventos por lluvias intensas en la parte oeste del Valle Central, tres en Heredia y uno en Alajuela.

La Municipalidad de Santa Bárbara, por su parte, confirmó en su red social Facebook, que una vez que amainó el viento y aminoró la lluvia acudieron a la zona para identificar a las familias perjudicadas.

Análisis meteorológico

Roberto Vindas, meteorólogo del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), dijo que por el momento no tienen la confirmación exacta de que se trató de un tornado, pero por las imágenes que obtuvieron de videos que circulan en redes sociales, todo hace presumir que podría ser un fenómeno de ese tipo.

El especialista agregó que durante la tarde se presentaron condiciones lluviosas bastante significativas en el Valle Central y la vertiente del Pacífico, producto de nubes que se conocen como cumulonimbos, que son nubes de gran desarrollo vertical y que internamente están formadas por aire cálido y húmedo que se eleva en forma de espiral rotatoria.

Precisó que este tipo de nubes en algunas ocasiones pueden generar ráfagas que pueden desembocar en tornados.

“De qué depende que este fenómeno se pueda calificar o no como tornado. Va a depender de la velocidad de las ráfagas y también de los daños.

“El tornado más débil que se puede encontrar o de categoría más baja es el F0, que produce daños leves y que tiene ráfagas máximas que están entre los 105 hasta los 137 km/h, que son ráfagas bastante fuertes.

“El fenómeno que se formó en Santa Bárbara tiene una estructura que se asemeja bastante a un tornado. Sin embargo, no tenemos una forma directa de estimar la velocidad de los vientos. Se podría hacer una análisis dependiendo del monitoreo de los daños, pero por el momento no se podría confirmar ni descartar completamente que fue un tornado F0″, añadió el experto.

Vindas manifestó que fenómenos similares ya se han presentado en el país, pero no tan bien estructurados como el que se pudo observar en Santa Bárbara.

Precisamente, otro de esos fenómenos que se llaman torbellinos se suscitó en noviembre del año anterior, el cual causó daños materiales importantes en negocios, viviendas y tendido eléctrico de las comunidades de San Josecito y Los Ángeles, en San Rafael de Heredia.

Ese evento no se clasificó como tornado porque la velocidad de los vientos no fue tan fuerte.

Colaboró en esta información el fotoperiodista Rafael Pacheco.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Roger Bolaños Vargas

Roger Bolaños Vargas

Róger Bolaños Vargas es bachiller en Periodismo en la Universidad de Costa Rica, donde también estudia Economía.