Hugo Solano C.. 29 marzo
Una falla reciente generó el temblor que tuvo réplicas muy leves. Imagen: Ovsicori.
Una falla reciente generó el temblor que tuvo réplicas muy leves. Imagen: Ovsicori.

Una falla local en Limón generó a las 8:56 a. m. de este viernes un temblor de magnitud 4,2 que fue sentido en seis provincias, informó el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori).

De acuerdo con el sismólogo Esteban Chaves, el epicentro estuvo 14 kilómetros al sur de Telire de Talamanca, pero recibieron reportes de que fue sentido de forma moderada en Limón y leve en Alajuela, Naranjo, Grecia, Poás y El Roble de Alajuela. También en Santa Bárbara de Heredia, Taras de Cartago, y en las localidades josefinas de San Pedro, Escazú, Coronado y Guadalupe.

Vecinos de la zona sur, como Coto Brus y Palmar Norte y Pérez Zeledón también lo percibieron. No se sintió en Guanacaste

Ese temblor generó pocas réplicas, pero no fueron sentidas.

Aunque fue un sismo moderado, la geología de la zona y los esfuerzos que liberó el sismo hicieron que se sintiera en muchos sitios, dijo Chaves. Ese sismo fue a solo cuatro kilómetros de profundidad.

Pocos minutos antes, a las 8:42 a. m. hubo otro magnitud 3,1 y se ubicó a 15 kilómetros de profundidad en una zona cercana.

Ocurrió 18,3 kilómetros al sureste de cerro Chirripó, en San Isidro de El General, pero no fue percibido por la población ya que su naturaleza es distinta, pues lo originó la subducción de la placa del Caribe bajo la microplaca de Panamá.

El científico dijo que otro temblor de magnitud 3,2 ocurrió el miércoles pasado a las 2:21 p. m. en Batán de Limón.

La zona de los recientes sismos ha registrado procesos importantes y el actual implica una deformación activa del medio que puede generar temblores fuertes.

Chaves recordó que el terremoto de Limón en 1991, donde murieron unas 48 personas, se debió a la subducción de la placa del Caribe por debajo de la de Panamá.