Eillyn Jiménez B.. 16 julio

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) pronostica el ingreso de una nueva onda tropical para el próximo miércoles 18 de julio.

Así lo dio a conocer el director de la institución, Juan Carlos Fallas, en una conferencia de prensa este lunes.

“Estamos analizando la aproximación de la onda tropical número 17. No sabemos la intensidad con la que viene, pero por la situación del fin de semana el fenómeno toma importancia, por eso el llamado a la prevención y a estar vigilantes”, afirmó Fallas.

Agregó que a partir del jueves se espera que las condiciones mejoren.

El fin de semana, un sistema de alta presión en el oceáno Atlántico generó fuertes precipitaciones en la mayor parte de Costa Rica. Debido a esto se presentaron inundaciones en Turrialba (Cartago), Sarapiquí (Heredia) y varios cantones de Limón.

Tanto Fallas como el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexánder Solís, descartaron un alerta tardía sobre el fenómeno y destacaron que en estos casos se da el aviso pero no se puede conocer la magnitud e impacto.

“La información se emitió cuando tenía que ser, no nos sorprendió, pero la inestabilidad fue tan fuerte que se sobrepasaron situaciones”, afirmó Fallas.

Por su parte, Solís dijo que tras recibir la alerta del IMN se comunicó a los comités locales de emergencia sobre el hecho, aunque calificó el evento de “extremo”.

“El evento superó las estimaciones iniciales y evolucionó rápido en pocas horas. No podemos preveer condiciones extremas, pero los comités se activaron rápidamente y eso hizo que no tengamos pérdida de vidas humanas en las zonas afectadas por las inundaciones”, mencionó Solís.

Este lunes el IMN registró acumulados de lluvia de 150 litros por metro cuadrado en Sarapiquí, por lo que en esa zona y otras tres regiones (Talamanca, Turrialba y Matina) se decretó alerta roja, que obliga la evacuación de personas en riesgo, la habilitación de más albergues y la apertura de un análisis de daños.

“Las condiciones lluviosas persistirán en las próximas 48 horas, con actividad intermitente y de intensidad variable. La mayor concentración de precipitaciones será durante la noche y madrugada”, finalizó el director del Meteorológico.

Un kilómetros antes de Bribrí, sobre la ruta 234 que comunica Limón y Sixaola, la crecida de quebradas sobre las montañas provocó la caída de árboles y piedras sobre la vía. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
Un kilómetros antes de Bribrí, sobre la ruta 234 que comunica Limón y Sixaola, la crecida de quebradas sobre las montañas provocó la caída de árboles y piedras sobre la vía. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN

(Animación) Huracán, tormenta y depresión tropical ¿Cómo distinguirlos?