Crímenes

Venganza habría motivado asesinato de motociclista en Sarapiquí

En menos de siete horas hubo dos homicidios en zona que registra violenta disputa por territorios para la venta droga

En una calle de lastre del barrio Cristo Rey de Puerto Viejo, desconocidos dispararon en varias ocasiones contra el conductor de una moto, quien perdió la vida en la clínica local. Foto: Reiner Montero.

Una venganza sería la causa del asesinato del motociclista Leonardo Hernández Carazo, de 40 años, quien fue baleado el pasado jueves por otros motorizados mientras transitaba en compañía de su pareja sentimental por barrio Cristo Rey de Puerto Viejo, en Sarapiquí.

La hipótesis sobre el móvil del crimen tiene sustento en las primeras versiones recopiladas por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), las cuales indican que los atacantes se enseñaron contra Hernández mientras que su acompañante resultó ilesa.

Según testigos, la víctima fue atacada a eso de las 6 p. m. por dos sujetos que luego se dieron a la fuga por una calle paralela a la ruta principal que comunica a Puerto Viejo con la Virgen de Sarapiquí. Aunque la Policía montó un operativo, no fue posible dar con los pistoleros.

Oficiales de la Fuerza Pública custodiaron la escena donde quedó la moto del baleado, así como varios indicios balísticos que fueron recolectados por agentes del OIJ. El fallecido había trabajado como peón agrícola, era oriundo de Pococí y padre de una hija de 22 años.

Este homicio fue el segundo que se registró en Sarapiquí en cuestión de siete horas. A solo 12 kilómetros de donde murió el motociclista, Mauricio Pérez Castro, de 38 años, fue asesinado en las afueras de una casa en Los Lirios de Puerto Viejo.

Dicho incidente ocurrió a las 11 a. m., cuando Pérez fue interceptado por tres sujetos que viajaban en dos motocicletas. Los atacantes le propinaron cuatro heridas de arma de fuego en la cara, el cuello y una mano. El hombre quedó sin vida en el sitio.

Aunque el OIJ todavía no establece un ligamen entre los dos casos, lo cierto es que ambos fallecidos fueron ultimados por venganzas, en zonas donde varios grupos se pelean por territorios para la venta de drogas. Pérez era conocido como Pluma y, en apariencia, trabajaba con Alejandro Arias Monge, alias Diablo.

Sarapiquí contabiliza este año 15 asesinatos, por lo que es el cantón herediano con más homicidios y está entre los diez primeros del país en este tipo de delito.

Conductor fue ultimado a golpes

El OIJ también confirmó el deceso del conductor de un automóvil, cuyo cuerpo apareció este jueves en un terreno con cultivos de caña, maíz y café entre Santa Bárbara de Heredia y barrio Corazón de Jesús.

La víctima fue identificada como Hugo Alberto Montero Sánchez, de 63 años, vecino de Puente Salas, en San Pedro de Barva, Heredia. Era casado y padre de una hija de 36 años, según el Registro Civil.

De acuerdo con la Policía Judicial, el hombre yacía de medio lado junto a su vehículo y presentaba golpes en la cabeza, que al parecer le fueron perpetrados con un objeto contuso.

Con estos asesinatos se llega a la cifra de 466 en lo que va del año.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.