Crímenes

Sospechoso de masacre de universitarios en Liberia era vecino y tenía beneficio carcelario

Director del OIJ: "Cometió el hecho criminal de manera impensada, influido por la ingesta de droga y por una fantasía sexual compulsiva"

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvo, la mañana de este viernes, a un hombre de 33 años como el sospechoso de masacrar a cinco universitarios el 19 de enero en el barrio La Victoria, en Liberia, Guanacaste.

La captura ocurrió poco antes de las 6 a. m. en la vivienda al lado de donde se produjeron los asesinatos. Era un vecino.

El implicado es un sujeto de apellidos Ríos Mairena y fue detenido en el cuarto de su casa, donde vivía con su mamá y su padrastro. En una vivienda contigua habitan sus abuelos. Trascendió que cuando ingresó la policía a la vivienda, el hombre se metió debajo de la cama.

Wálter Espinoza, director del OIJ, dijo que el sospechoso fue condenado en 2012 a ocho años de prisión por el delito de posesión de marihuana para el tráfico.

"En julio de 2014 obtuvo un beneficio que le permitió purgar la sanción de una manera distinta a la penalización y someterse a un régimen especial (...) En algún momento incluso se le revocó por un problema de naturaleza personal, pero desde hace algunos meses estaba cumpliendo su pena de manera distinta a la institucionalización", explicó el jefe policial.

LEA: ¿Por qué el sospechoso de masacre de Liberia estaba libre si tenía una condena en su contra?

El Instituto Nacional de Criminología, del Ministerio de Justicia, informó de que el 28 de agosto de 2014, se recomendó al Juzgado de la Ejecución de la Pena de Liberia no conceder el beneficio al reo porque "no cuenta con los recursos personales, sociales y familiares que favorezcan el beneficio de libertad condicional".

Espinoza descartó que la masacre se debiera a un problema de drogas. "El móvil no es un asunto de venganza, no es ajuste de cuentas. Es un tema que tiene que ver con un móvil relacionado con pasión, con sexo, no necesariamente ejecutado, sino alimentado en la mente de un sujeto por sus rasgos de personalidad", explicó.

Para el director del OIJ, Ríos Mairena "cometió el hecho criminal de manera impensada, influido por la ingesta de drogas y por una fantasía sexual compulsiva (...) El sujeto presenta un comportamiento desorganizado de poca planificación, de poca coordinación (...) No es un homicida serial, que piensa, que planifica, que define y establece un perfil, sino que actúa de una manera muy impulsiva, de una manera espontánea".

Espinoza añadió que es factible que esta persona tuviese algún nivel de amistad con las víctimas, pues la casa donde habita y el sitio del crimen están conectados por un pasillo, lo cual le permitió ingresar y salir sin despertar sospechas.

El director del OIJ no descartó que el sospechoso haya estado enamorado de alguna de las víctimas. "Es una posibilidad de que hubiese algún acercamiento. Él tiene rasgos de personalidad muy particulares: sadista, una personalidad limítrofe, disociada, además de hostil, agresivo. No hace empatía y todo esto, sumado al consumo de drogas y a esa fantasía sexual compulsiva, pues pudo haberlo motivado a cometer el hecho criminal", reiteró.

Respecto a la forma en la cual habría perpetrado los homicidios, Espinoza explicó que primero mató a los hombres y luego siguió con las mujeres.

"Hemos logrado establecer que él pidió a una de las personas fallecidas que amarrara al resto. Él se impuso con agresividad y violencia, con su comportamiento temerario, impactante, y logró de esa manera, con una arma blanca, someterlos a todos y luego asesinarlos conforme a su perspectiva, con su planeación y de manera tal que primero acabó con la vida de los varones", dijo.

Los crímenes los cometió con un cuchillo de cocina que todavía la policía no ha podido localizar.

Espinoza manfiestó que, luego de los asesinatos, el sujeto abandonó el lugar, pero poco después regresó a su casa y se mantuvo en sus actividades normales.

La mañana de este viernes, agentes del OIJ realizaban el levantamiento de indicios en la casa del sospechoso.

A la 1 p. m. la única sobreviviente de la masacre, una adolescente de 14 años, acudió a los tribunales de Justicia de Liberia, donde señaló al detenido como el supuesto responsable de los cinco homicidios.

LEA MÁS

​'No, no, no, así no juego'​, dijo sospechoso de masacre en Liberia cuando 'La Nación' tomó esta foto 4 días después del crimen

'Esperamos que se haga justicia, pero esto no me devuelve a mi hija', dijo madre de una de las víctimas

¿Por qué el sospechoso de masacre de Liberia estaba libre si tenía una condena en su contra?

Huella dactilar con sangre y testimonio de sobreviviente condujeron al OIJ a sospechoso de masacre en Liberia

10 preguntas clave sobre la masacre en Liberia

Información actualizada a las 10:46 a. m.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.