Eillyn Jiménez B., Carlos Arguedas C., Raúl Cascante, corresponsal GN. 30 julio
Los sentenciados escucharon a los jueces del Tribunal Penal de Limón, quienes emitieron el por tanto este jueves. Foto: Tomada del Facebook de Christian Montero y Raúl Cascante, corresponsal GN
Los sentenciados escucharon a los jueces del Tribunal Penal de Limón, quienes emitieron el por tanto este jueves. Foto: Tomada del Facebook de Christian Montero y Raúl Cascante, corresponsal GN

Dinier Estrada Jiménez, conocido como Ojos Bellos, y tres sujetos más, fueron condenados a prisión por matar a cinco personas durante una balacera ocurrida el 2 de octubre del 2016 en playa Cieneguita, Limón.

La sentencia fue dictada este jueves por la tarde en el Tribunal Penal de Limón, luego de que los jueces consideraran que, en total, los sujetos son responsables de seis delitos de homicidio calificado, cinco tentativas de homicidio, un robo agravado y asociación ilícita.

Además de los cinco fallecidos en la playa, a este grupo se le condenó por el homicidio del empresario Marconey Hernández Quirós, quien fue asesinado en julio de ese mismo año en Limón.

De acuerdo con el por tanto, a Ojos Bellos se les impusieron 309 años y seis meses de cárcel. Se trata de 35 años por cada homicidio, 20 por cada tentativa de homicidio, cuatro por asociación ilícita, cinco por robo agravado y seis meses por receptación.

En tanto, a Elías Ventura Estrada, Jeffrey Ugalde Odio y Jeison Estrada Rivera se les condenó a 309 años cada uno por los crímenes, el robo agravado y la asociación ilícita.

Sin embargo, esas penas fueron readecuadas a 104 años, ya que varios delitos ocurrieron en un mismo momento (figura conocida como concurso material). Por último, la legislación costarricense establece que ninguna persona puede descontar más de 50 años de prisión, por lo que ese será el tiempo máximo que pasen tras las rejas.

A Ruddy Barrio Estrada, otro de los imputados, se le impusieron 30 años de prisión por el robo y crimen contra Hernández Quirós, mismo en el que, según los jueces, también participaron Estrada Jiménez, Ventura Estrada, Ugalde Odio y Estrada Rivera.

Por otra parte, el expolicía Iván Vallejos Hernández (sexto señalado en este proceso), descontará cuatro años de arresto domiciliar con monitoreo electrónico por el delito de favorecimiento, ya que se le atribuyó colaborar con el grupo para facilitar los crímenes.

El debate estuvo presidido por el juez Mario Piedra, acompañado por Derek Doyley y José Pablo Rubio.

Piedra condenó lo hecho por los imputados y aseguró que ante actos de violencia “se espera un comportamiento diferente de la sociedad civil”.

Asimismo, recriminó a Vallejos que, en vez de cuidar a la población desde su cargo como oficial, se alió con la organización.

Según la exposición hecha en sus conclusiones por el fiscal Manuel Jiménez Steller, el pasado 20 de julio, la pena debía ser así de severa dada la gravedad de lo acaecido.

En este juicio los jueces, fiscales, defensores y un imputado estuvieron en los Tribunales de Limón, mientras que los otros cinco acusados en los Tribunales de San José.

Sin embargo, para la sentencia, Ojos Bellos se conectó virtualmente desde el Centro de Atención Institucional (CAI) Jorge Arturo Montero, conocido como La Reforma, Ugalde y Barrio desde la cárcel de San Sebastián, mientras que Ventura y Jeison Estrada estuvieron en la sala 3 de la sede judicial limonense.

El juez Piedra precisó que ellos hicieron la gestión ante el Ministerio de Justicia y Paz para que los dos últimos pudiesen escuchar su decisión desde prisión, pero no se logró un acuerdo y por eso tuvieron que ser llevados a tribunales.

La balacera

Los hechos juzgados en este contradictorio ocurrieron el 2 de octubre del 2016, en playa Cieneguita de Limón.

De acuerdo con la acusación del Ministerio Público, Dinier Estrada Jiménez pagó ¢750.000 a varios individuos para que se encargaran de matar a unas personas que pertenecían a una organización criminal contraria.

Sin embargo, los encargados de ejecutar dicha acción dispararon con armas AK-47, que son de grueso calibre y de uso prohibido en el país, de manera indiscriminada contra las personas que estaban en la playa, matando a cinco personas e hiriendo de gravedad a seis más.

En el ataque murieron un niño de 11 años y una quinceañera; así como Eloísa Hoy Pinnock, de 33; Corina Mc Kenzie Pennicott, de 38, y Francisco Miralles Montoya, de 21. Este último era uno de los blancos del ataque, confirmó en aquel momento la Policía Judicial.

La causa del empresario

En este mismo proceso se impusieron penas de prisión a Dinier Estrada, Ruddy Estrada, Jeffrey Ugalde, Elías Ventura y Jason Estrada por el robo agravado y homicidio calificado en perjuicio de Marconey Hernández Quirós.

Ese asesinato se registró el 12 de julio del 2016, cuando, según pruebas aportadas por el Ministerio Público, Ruddy Estrada, Jeffrey Ugalde, Elías Ventura y Jeison Estrada ingresaron armados, vestidos de policías y luciendo insignias del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), a la casa del empresario, ubicada en Villa del Mar, en Limón.

Luego de apoderarse de varias de las pertenencias de la víctima, le quitaron la vida en la sala, frente a su esposa e hija. Luego se dieron a la fuga.

Meses después, las autoridades localizaron una tableta electrónica, que había sido robada en el hecho. La tenía en su poder Dinier Estrada, razón por la cual la Fiscalía considera que el asesinato habría sido planeado por este individuo.

Mientras la sentencia adquiere firmeza, Ruddy Estrada, Jeffrey Ugalde, Elías Ventura y Jeison Estrada permanecerán en prisión preventiva al menos hasta el 21 de febrero del 2021.

Contra Dinier Estrada Jiménez no fue necesario imponer dicha medida cautelar, pues permanece en prisión descontando otra condena por dos homicidios simples.

Información actualizada a las 5:55 p. m. con más datos.