Hugo Solano C.. 18 febrero, 2019
El sospechoso tiene 19 años y pretendía salir hacia Nicaragua cuando fue detenido por agentes de Migración que lo entregaron al OIJ. Foto: OIJ
El sospechoso tiene 19 años y pretendía salir hacia Nicaragua cuando fue detenido por agentes de Migración que lo entregaron al OIJ. Foto: OIJ

Un hombre y una mujer cayeron en manos de agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como los sospechosos de estrangular y quemar a una joven embarazada, de 17 años.

El cuerpo de la muchacha, de apellido Cerdas, fue hallado el 23 de enero en un pastizal de calle Tornillal, en San Jerónimo de Moravia.

Según las autoridades, ahí la habría lanzado su exnovio, un joven de apellido Ugalde Guadamuz, de 19 años, con la colaboración de la sospechosa, de apellidos Brenes Rodríguez, de 26.

Por el momento, las autoridades consideran los celos del muchacho como la principal motivación del crimen, pues al parecer la víctima había comenzado una nueva relación, explicó Marco Carrión, jefe de la Sección de Homicidios de la Policía Judicial.

“Si bien no ha sido establecido en su totalidad, tenemos una hipótesis muy fuerte de que corresponde a celos de Ugalde por una relación que mantuvo la ahora occisa, después de terminar la relación con él”, explicó.

(Video) En menos de un mes el OIJ esclareció crimen de menor embarazada

Un comunicado del Ministerio Público precisó que la Fiscalía Adjunta de Asuntos de Género les sigue causa por los delitos de homicidio y aborto, bajo el expediente 19-002308-0042-PE.

El artículo 118 del Código Penal regula el aborto, castiga “con prisión de tres a diez años, si obrare sin consentimiento de la mujer o si esta fuere menor de quince años. Esa pena será de dos a ocho años, si el feto(*) había alcanzado seis meses de vida intrauterina”.

Además, se trataría del primer caso de feminicidio ampliado del del año, concepto que el sistema judicial de Costa Rica creó con base en la definición de violencia de género de la Convención de Belém do Pará.

Dicho concepto incluye las muertes violentas de mujeres en razón de su género, es decir, sin que haya una relación de matrimonio o unión libre. Estas incluyen, por ejemplo, a las ocurridas durante el noviazgo, después de un divorcio, luego del cese de una unión de hecho y a raíz de un ataque sexual, por ejemplo.

Los sospechosos descuentan tres meses de prisión preventiva, que les fueron dictados por el Juzgado Penal del II Circuito Judicial de San José, en Goicoechea.

En la frontera

La captura de Ugalde se realizó el viernes pasado, en la frontera de Peñas Blancas, La Cruz de Guanacaste, cuando intentaba salir del país. No obstante, la Policía de Migración ya había recibido una alerta.

Entretanto, a Brenes Rodríguez la aprehendieron en Aguas Zarcas de San Carlos, aunque reside en Moravia. Ella tiene antecedentes por portación ilegal de armas, mientras que Ugalde no tiene historial judicial.

La investigación revela que la menor fue vista con vida por última vez el 22 de enero. Ese día iba supuestamente, a reunirse con Ugalde, en Moravia.

Sin embargo, se presume que fue en ese encuentro cuando fue asfixiada y luego la rociaron con una sustancia acelerante y le prendieron fuego. Finalmente, la fueron a tirar a esa calle solitaria de San Jerónimo.

El año pasado, 24 mujeres murieron a manos de hombres cercanos, algunos compañeros o exparejas, considerados feminicidios por el Observatorio de Género del Poder Judicial.

Además, en seis años, 19 menores de edad han sido víctimas de feminicidios, concepto que incluye no solo crímenes a manos de sus parejas sino también niñas que hayan sido asesinadas por sus padres.