Carlos Arguedas C., Eillyn Jiménez B., Reiner Montero, corresponsal GN. 13 diciembre, 2018
La casa en barrio Los Cocos, en Limón, permanece bajo la custodia de oficiales del OIJ. Foto: Raúl Cascante, corresponsal GN

El cuerpo desmembrado de un comerciante fue ubicado por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) dentro de un congelador que se encontraba en una vivienda de barrio Los Cocos, en el centro de Limón.

Además de la casa en donde se encontró el cadáver, este jueves se allanó una soda situada a un costado de la iglesia católica de la comunidad, la oficina de un abogado en el centro de la provincia y otro inmueble propiedad de la víctima, localizado en Westfalia de Matama.

El fallecido fue identificado como Wálter Nelson Antay Rodríguez, un hombre de origen peruano, con residencia en Costa Rica y quien tenía una década en suelo tico.

Antay se dedicaba a administrar el comercio de comida que fue allanado, donde trabajaba junto con los sospechosos del crimen, quienes fueron detenidos en las diligencias judiciales.

(Video) OIJ detienen a dos hermanos como sospechosos de homicidio

Se trata de dos hermanos nicaragüenses de apellidos Gutiérrez Alfaro, de 30 años, y Gutiérrez Arce, de 22. Ambos quedaron a las órdenes del Ministerio Público.

De acuerdo con la investigación de la Policía Judicial y de la Fiscalía, desde el 1.° de setiembre de este año Antay dejó de ser visto por su compañera sentimental y por un hijo del hombre.

Por esta razón, pese a que ella recibía supuestos mensajes del peruano por WhatsApp, acudió a poner una denuncia por desaparición el 27 de noviembre.

El ente acusador del Estado precisó que Gutiérrez Alfaro enviaba mensajes haciéndose pasar por el sudamericano, en los que decía que quería estar lejos de su compañera sentimental y su hijo.

“Los agentes a cargo del caso descubren un antecedente que tenía Gutiérrez Alfaro en Nicaragua, por lo que solicitan los allanamientos y encuentran en el cuarto de pilas un congelador en el que había ocho bolsas con el cuerpo aparentemente mutilado. Se detiene a dos sujetos que son pasados con el informe correspondiente”, detalló el OIJ por medio de su oficina de prensa.

Aparentemente, el crimen se ejecutó con el objetivo de adueñarse de varios bienes de Antay, entre estos la patente de la soda y un vehículo, que actualmente aparece a nombre de uno de los imputados.

Sin embargo, el traspaso del permiso de uso del establecimiento comercial no se hizo, ya que uno de los requisitos era que el ahora occiso se presentara de manera personal para ejecutar el trámite.

¿Por qué se investiga en Nicaragua a uno de los detenidos?

Según el OIJ, esta no es la primera vez que Gutiérrez Alfaro participa en un hecho violento de este tipo y con un modo de operar muy similar, ya que en Nicaragua se le señala como el presunto responsable de matar a Rita Raquel Rostrán Fajardo, exesposa de Antay.

La Policía Judicial informó de que, en apariencia, Antay y Rostrán se separaron mientras vivían en Costa Rica, por lo que ella se fue a suelo nicaragüense, de donde era originaria, y abrió una panadería en la que laboraba junto con Gutiérrez Alfaro.

Incluso, se determinó que este sujeto y Rostrán compartían una misma casa hace aproximadamente seis años.

"La señora desaparece y solo se comunicaba por WhatsApp y por redes sociales con familiares y conocidos. Como Gutiérrez Alfaro quedó solo en la casa de Rostrán, la vendió y luego se vino a Costa Rica, donde comenzó a vivir y a trabajar con Antay desde hace unos dos años.

“Supuestamente, la persona que compró el inmueble (en Nicaragua) hizo una remodelación y encontró un cuerpo enterrado debajo de un piso de cemento, por lo que con las pruebas de ADN se confirma que los restos pertenecían a Rostrán, situación que hizo a las autoridades de Nicaragua emitir una orden de captura por homicidio y falsedad ideológica”, aseguró el OIJ.

Los agentes judiciales también confirmaron que Antay seguía depositando mensualmente $1.000 en una cuenta a Rostrán, ya que el sospechoso usaba el celular de la mujer para hacerle creer al peruano que su exesposa seguía viva.

Ese dinero era recibido por familiares de Gutiérrez Alfaro.

En tanto, a él le decomisaron este jueves los celulares de los dos fallecidos, que eran usados para mantener una comunicación constante con personas cercanas a las víctimas y no levantar sospechas.

Hasta ahora, no ha trascendido cuándo desapareció la mujer en Nicaragua, ni cuándo apareció su cuerpo. Además, se desconoce por qué Antay nunca fue contactado por la Policía nicaragüense para informarle de la muerte de su exesposa.

Tampoco está claro por qué el hijo del ahora fallecido, un adolescente de 17 años, compartía la misma vivienda con el presunto homicida.

En tanto, Gutiérrez Arce fue aprehendido porque se cree que ayudó a su hermano a ejecutar el crimen y a introducir el cuerpo en el congelador.

Para ambos la Fiscalía pedirá medidas cautelares, mientras continúa la investigación bajo el expediente 18-2212-063-PE.

Asimismo, Juan José Picado, abogado defensor de Gutiérrez Alfaro, dijo que recibió una llamada de los familiares del hombre, quienes están en Nicaragua, para que asumiera la defensa.

“Estamos a la espera del informe que el OIJ pase para conocer cuáles son los cargos que se le achacan a mi defendido”, afirmó Picado.

Como parte del operativo se realizó también un allanamiento a la soda Rostran en el centro de Limón. Foto: Raúl Cascante, corresponsal GN

Información actualizada a las 6:40 p. m. con más datos del caso.