Edgar Chinchilla. 26 febrero, 2020

Adriana Obando, de 38 años, quien la noche del domingo 9 de febrero fue atacada a puñaladas, al parecer por su compañero sentimental, falleció la mañana de este miércoles en el Hospital San Carlos.

Adriana Obando, de 38 años, falleció en el Hospital San Carlos. Foto suministrada por Édgar Chinchilla.
Adriana Obando, de 38 años, falleció en el Hospital San Carlos. Foto suministrada por Édgar Chinchilla.

El director del centro médico, Edgar Carrillo, confirmó la noticia.

"Estuvo bajo asistencia médica 2 semanas y 2 días, sus heridas eran muy graves y lamentablemente falleció hoy", dijo Carrillo.

El principal sospechoso del ataque es su pareja, un hombre de apellidos Sándigo Jiménez, de 23 años.

Los hechos ocurrieron en Barrio Latino, en Aguas Zarcas de San Carlos.

Algunos vecinos que pidieron el anonimato contaron que esa noche había una fiesta en la casa que alquilaba la pareja desde hacía 3 meses.

Al parecer Sándigo se pasó de tragos, por lo que la mujer llamó a la Policía, que se encargó de retirar al hombre del lugar.

(Video) Mujer atacada a puñaladas por su compañero murió 17 días después

Pero cuando terminó la fiesta y solo estaba en la casa la mujer y su hija de 16 años, Sándigo habría regresado y la atacó con un puñal. La hija, que intentó defenderla, también fue herida, pero fue dada de alta del centro médico apenas un día después.

Desde entonces, el sospechoso permanece en fuga.

En una publicación anterior se indicó que ya Obando y su compañero se habían separado; no obstante, los vecinos sostienen que la pareja tenía muchos problemas, pero seguían viviendo juntos.

En aquel momento, hace dos semanas, la Fiscalía Adjunta de San Carlos informó de que por este caso se abrió una causa contra Sándigo por dos presuntos delitos de tentativa de homicidio simple; no obstante, ahora uno de los delitos debe ser recalificado.

En barrio Latino de Aguas Zarcas de San Carlos se atendió un caso de violencia doméstica. Foto: Edgar Chinchilla, corresponsal GN
En barrio Latino de Aguas Zarcas de San Carlos se atendió un caso de violencia doméstica. Foto: Edgar Chinchilla, corresponsal GN

La casa que alquilaba la pareja ya fue desocupada, mientras que el OIJ continúa con las pesquisas en procura de detener al sospechoso.

Tanto el hombre como las mujeres son de origen nicaragüense.