Hugo Solano C.. 10 enero, 2020
Se trata del segundo feminicidio en apenas 10 días transcurridos del 2020. Foto: Mayela López.
Se trata del segundo feminicidio en apenas 10 días transcurridos del 2020. Foto: Mayela López.

Una carta suicida, escoger un arma cuyas detonaciones no son tan sonoras y tirar las llaves a la entrada de la casa para facilitar el acceso fueron parte de las acciones planeadas por Henry Gerardo Méndez Venegas, un exoficial del OIJ quien mató a una mujer con la que hace dos años había terminado una relación.

Un hermano de Flor Soto Pérez, la víctima, fue quien avisó a las autoridades sobre el feminicidio.

El familiar llegó a buscarla este jueves al apartamento donde ella vivía en calle Ramírez de Buenos Aires, en Palmares de Alajuela, a eso de las 5 p. m. Le extrañó encontrar las llaves cerca de la puerta principal. La buscó porque no contestaba las insistentes llamadas que le hacían desde la mañana.

Al entrar dio con el cuerpo de su hermana y el del sujeto, por lo que de inmediato alertó al sistema de emergencias 9-1-1.

Las primeras versiones del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) dejan ver que la mujer, de 48 años, fue baleada en la cabeza por su expareja, quien luego de matarla se acostó a su lado y se quitó la vida.

Los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) encontraron a la pareja sin vida en el cuarto principal. Ambos estaban vestidos y, por los análisis superficiales a los cuerpos, se presume que las muertes ocurrieron la madrugada del jueves.

Ningún vecino escuchó disparos y fue hasta avanzada la tarde cuando trascendió el suceso.

Los agentes encontraron en el sitio la pistola calibre 22 usada en el que constituye el segundo feminicidio del año.

Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó que ambos cuerpos presentaban impactos de bala en la cabeza.

(Video) Expareja usó arma corta para feminicidio de Palmares

Dijo que se desconoce la procedencia del arma usada en la escena.

Los dos fallecidos tenían hijos. Ella tenía una pareja de muchachos de una relación anterior y Méndez tenía tres. Según el Registro Civil, Méndez tenía 22 años de casado.

La mujer era la propietaria del apartamento donde la mataron. Era oriunda de Heredia y vivía desde hace muchos años en Palmares.

Aunque con la muerte del agresor el caso quedó cerrado, los agentes volvieron este viernes a la escena para terminar de recoger evidencias que anoche, por la oscuridad, no se detectaron, lo mismo que a revisar videos de cámaras cercanas.

El Departamento de Prensa y Comunicación Institucional del Poder Judicial confirmó que Méndez Venegas laboró para el Poder Judicial desde el 8 de marzo de 1990 hasta el 14 de noviembre de 1997.

Fue oficial de la Sección de Inspecciones Oculares y Recolección de Indicios y en la Delegación Regional del OIJ de Alajuela, por lo que conocía las formas de cumplir su objetivo.

Por su parte, el Juzgado Contravencional de Palmares informo de que no recibió ninguna solicitud de medidas de protección por parte de Flor María Soto Pérez. En el Registro de Agresores de ese Juzgado tampoco aparecen registradas acciones contra Méndez Venegas.

Palmares es de los cantones que menos homicidios registran. El año pasado solo hubo uno, según datos del OIJ.

Este es el segundo feminicidio ocurrido este año. El 2 de enero en La Guácima un exalumno mató a su profesora de Español, a la que había conocido en un colegio nocturno y luego entablaron una relación. Al igual que en el presente caso, la mujer fallecida dejó dos hijos.

En solo 10 días se registran 21 asesinatos, lo que tiene preocupadas a las autoridades, pues las siete provincias ya han sido escenarios de homicidios y el promedio es de dos diarios.

En Buenos Aires de Palmares la comunidad estaba consternada por lo sucedido. Foto: Mayela López.
En Buenos Aires de Palmares la comunidad estaba consternada por lo sucedido. Foto: Mayela López.