Revista Dominical

Dani Blau: la tica que escribe canciones para Thalía, Sebastián Yatra y Ha*Ash

Compositores ticos hay muchos, pero no todos con la espuela internacional de esta joven escazuceña. Radicada en Estados Unidos, ella se abre camino entre estrellas de la música latina y no para de soñar en grande

Dani Blau no estudió música, ni nada que se le parezca. De hecho, cuando entró a la 'U', corrió el riesgo de convertirse en arquitecta y que la música terminara siendo solo un pasatiempo más.

Pero un día se compró una guitarra acústica, rasgó un poquitín sus cuerdas y no pudo evitarlo, comenzó a escuchar los acordes de su alma. No hubo marcha atrás. El poder de su talento, como un torrente de magia, brotó con fuerza en cada melodía y terminó controlando cada vértice de su destino.

“Recuerdo que, en ese tiempo, busqué cómo tocar algunos acordes en Internet y ahí así de simple empezó todo”, comentó Blau, quien más temprano que tarde comenzó a escribir las canciones que hoy la tienen en el corazón de la industria musical latina, codeándose en Estados Unidos con los titanes del pop, el género urbano y el muy pegado reggaetón.

Blau, entre muchos otros, ha escrito y coescrito canciones para el colombiano Sebastián Yatra, Tini Stoessel, Danna Paola, el dúo Ha*Ash y Chenoa. Además, en media pandemia, está preparando unos sencillos para que los canten Thalía, Manuel Turizo, Paty Cantú y Peewee, una de las voces principales de los Kumbia Kings.

¿Pero cómo llegó Dani a componer en las grandes ligas de la música?

Pues resulta que a los 17 años, con su guitarra al hombro, ella dejó Costa Rica para conquistar un nuevo sueño. Se fue a Texas, Estados Unidos, a estudiar arquitectura y luego a Boston con la intención de formarse en nutrición pre-medicinal.

Se preguntará usted qué tienen que ver esas carreras con la música, pues la verdad es que nada. Aunque, sorprendentemente, fueron los caminos que tuvo que recorrer Dani antes de enrolarse en el singular oficio de songwriter o escritora de canciones (en castellano).

Dani lo dice bien: “Lo que he hecho con la música no vino de ninguna formación musical mía, vino de mi alma. De mi propia curiosidad y pasión”.

Fue el encuentro con un amigo el que le dio el play definitivo a su nueva vida. Nunca planeó que sería así, pero junto aquel ‘compa’ la “canción más pegada” de su existencia comenzó a sonar.

En los alrededores de Berkley

Miles de músicos de todo el mundo darían lo que fuera por estudiar en el Berklee College of Music, en Boston, sin duda una de las academias musicales más prestigiosas del mundo.

Pues bueno, Dani no estudió ahí.

Sin embargo, el que sí lo hizo fue el que podríamos llamar su ‘descubridor’. Un costarricense al que conoció gracias a sus papás.

“Nuestros padres se conocían. Y bueno, como los dos estábamos en Boston, nos presentaron y le dijeron a él que yo componía música. Entonces me pidió escuchar algo”, recordó Blau.

“Él y otros amigos escucharon las canciones que había escrito y y me quisieron ayudar a grabar un EP", recordó Blau.

Nada que no pueda se llamó el disco, e incluía nueve canciones de música pop compuestas e interpretadas por ella misma.

"Por ese trabajo recibí dos premios del BMI Foundation (una organización que impulsa la creación, el desempeño y el estudio de la música a través de premios y becas). Eso fue lo que, finalmente, me introdujo al mundo del songwriting”, agregó la artista.

Pasó poco tiempo y Dani conoció a Nir Seroussi, expresidente de Sony Music U.S. Latin y, al productor Andrés Dalmastro, quienes escucharon sus creaciones y creyeron en su potencial. El caso es que, en un abrir y cerrar de ojos, la tica ya estaba trabajando entre productores y compositores de prestigio internacional.

Con el pasar de los meses sus círculos se fueron expandiendo. Cada vez fue conociendo más productores, más artistas y más compositores que se fueron volviendo cómplices de su música.

Tanto así que en el 2011 Dani ya estaba sacando sus primeras canciones para artistas internacionales. Ese año, de su autoría, sonaron en las radios temas como Solo quiero amarte, de Vela y Pipe Calderón, El tiempo a tu cintura, de la banda adolescente Mercurio, y Nunca dije adiós, de Vegasónica.

Tan solo un año después Dani escribiría Impermeable, para el dúo mexicano Ha*Ash, y en el 2016 se alió con Chenoa para crear Lágrimas.

Todo iba más que bien en su carrera, pero se iba a poner mucho mejor. Un viaje a Panamá, en el que aprovechó para escribir una simple canción, le cambió todo el panorama. Sin imaginarlo, el colombiano Sebastián Yatra y la argentina Tini Stoessel, se iban a enamorar de su nuevo tema.

“Compuse Quiero volver en ese viaje y les pedí a mis amigos productores, de Son Minioms, que le hicieran el track. Ellos le mostraron el demo de la canción a productores de Tini y Yatra y a ellos les encantó la canción”, narró Dani.

Fue así como ambos artistas grabaron el exitoso tema, el cual dio mucho de qué hablar en la prensa rosa. Se estrenó en julio del 2018, despertando el deseo de sus fans de que estos cantantes se hicieran novios. “Se ven tan bonitos juntos”, decía un tuit de aquella época, atizado por las imágenes del video y la letra romántica plasmada por la costarricense.

Pues un año después, como si la canción fuera una premonición, Tini y Yatra terminaron conformando una popular y sensual pareja. Muchos dicen que se enamoraron en el contexto de la canción, mientras que Blau acepta que eso mismo tiene por entendido.

Al parecer, la letra de Quiero volver venía atravesada por la flecha de cúpido.

Lo curioso es que, ahora que Yatra y Tini terminaron, usted entra a Youtube a ver el video de Quiero volver y es como una especie de muro de los lamentos. Fans de todo el mundo expresan su dolor por la separación inesperada de los artistas, suplicando por una reconciliación.

Pero más allá de la romántica anécdota y todo la historia que le sobrevino, para Dani Blau Quiero volver significó mucho.

Esa canción me abrió muchas puertas”, exclama sonriente Dani, con toda la razón del mundo. En Youtube, Quiero volver tiene más de 100 millones de reproducciones.

Tras el éxito de Yatra.

Después del éxito de Quiero volver, en el 2019 Dani Blau tuvo mucho más trabajo. Estuvo involucrada en al menos 12 producciones nuevas, que involucraron al dúo mexicano Jafu (Faltas tú), Pitti (Pero funciona) y Wendii (Labios tristes).

Además, el año pasado Blau inició un proyecto propio, donde no solo compone, sino que canta. En ese barco se montó la tica con el nombre de ‘e//a’, que la tica califica como su álter ego.

“Uno de mis amigos productores, Sinego, me insistió mucho que sacáramos música juntos. Después de hablarlo bastante quisimos romper con la idea de lo que es “normal” en la industria y hacer las cosas diferente, e independientemente, sin algunas de las limitaciones que existen hoy en día para artistas nuevos. Así nació e//a”, explicó la costarricense.

e//a es una artista completamente animada, que junto con Sinego, combinamos y exploramos nuestra creatividad musical a través de canciones. Es la primera vez que se hace esto en la industria latina y me emociona mucho poder seguir siendo parte de este proyecto”, añadió.

Los primeros sencillos de este experimento se llamaron Indirectas (Sinego + e//a) y Pares, que es obra de e//a junto Vibarco, uno de los compositores top del famoso Maluma. Ambas canciones ya suenan en Spotify.

Lo cierto del caso es que al 2020, el año de la pandemia, Blau iba a llegar más fortalecida que nunca. La joven mexicana, Danna Paola, conoció su trabajo y la fichó para su proyecto Sola.

“Con Danna Paola siempre es muy cool (trabajar). Hemos escrito dos canciones con ella, desde cero, y siempre tiene muchas cosas en su mente para decirnos, lo que hace que el proceso se disfrute más”, expresó Blau.

“Mientras más sincero y abierto sea el artista con sus sentimientos, más grande la conexión entre él y los compositores, entre él y la música que se crea”, agregó.

Dani explicó que el proceso de songwriter no siempre es el mismo. Especificó que, básicamente, existen dos mecanismos para crear una canción.

Uno de esos procesos es cuando el songwriter compone una canción (ya sea solo o con coautores) pensando en un artista específico, o simplemente pensando en hacer una buena canción. Ese fue el caso de Quiero volver, por ejemplo.

“En ese caso, es clave tener una red de contactos para hacerle llegar la canción a algún artista, o a los proyectos que estén buscando una canción así. Este rol normalmente lo cumplen los cazatalentos en las disqueras, o los productores que están trabajando directamente en el proyecto”, explicó Blau.

La otra forma es más “cool”, dice Dani. Se da cuando el artista o su equipo buscan al compositor directamente, o agendando una sesión de composición con el artista.

“Esta es mi favorita, porque se crea algo desde cero con ello y el resultado es mucho más personalizado. A veces el artista llega con una idea, una palabra, una melodía, o con ciertas emociones o pensamientos que quiere desahogar. Otras veces empezamos con una conversación, historias de vida y se define una dirección musical”, contó Blau.

La canción Sola, de Danna Paola, se creó de esta manera. Tan buenos momentos compartieron ambas artistas, que pronto sacarán otra canción de la autoría de Blau.

Otro de los artistas que se ha sentido muy bien con Danni es el colombiano Manuel Turizo, con quien sacará una canción próximamente.

“La sesión con Turizo estuvo increíble. En la reunión estábamos él, su hermano Julián, Kat Dahlia y yo. Son lo máximo. Tuvimos una química impresionante todos”, recordó la costarricense.

“Los Turizo tienen ideas y estilo propio, pero también estaban muy abiertos a fusionar los estilos de todos. La pasé impresionante. Ese día yo cumplía años y hasta salí celebrada. Todos me cantaron el cumpleaños y brindaron conmigo”, añadió.

Lo que se viene para Blau

Además de la nueva colaboración con Danna Paola y Manuel Turizo -que saldrán muy pronto- una de las piezas más esperadas es la que sonará en la voz de Thalía. No podemos saber mucho sobre este proyecto con la mexicana, solo lo poco que Dani tiene permitido decir.

“Lo que haré con Thalía es una canción que compuse en sesión con otro compositor y otros dos productores. El tema lo grabó la cantante y actriz argentina Lali Espósito (Casi ángeles), su disquera se la enseñó a Thalía y ella quiso sumarse la proyecto. Entonces la canción es de Lali y Thalía, en conjunto”, adelantó Blau.

Pero la lista de estrellas que han buscado a Dani se va acrecentado con el tiempo. Vienen nuevas canciones con Paty Cantú, Jencarlos Canela, Camila Fernández (hija de Alejandro Fernández), Peewee y la polémica modelo Natalia Barulich, quien fuera novia de Maluma y a la que han vinculado sentimentalmente con el Neymar Jr.

Barulich, muy cercana a la esencia de su expareja colombiana, se ha decantado por cantar reggaetón. Por eso no extrañaría que Blau esté preparando unas líneas bien flow, que cuadren muy bien con su estilo.

Por si fuera poco, hace poco Blau firmó un contrato como compositora de Rare Breed, el sello de management de Ale Alberti, una de las compositoras más reconocidas de la actualidad. Ella ha escrito canciones para el trío Pandora y la actriz y cantante mexicana Eiza González.

“Ella (Alberti) es una de las personas que más me inspira. Me obliga a redefinir mis límites para alcanzar metas cada vez más grandes”, aseguró Blau.

Con metas más grandes, Blau se refiere a seguir rompiendo esquemas en la industria musical, seguir descubriendo el potencial de su talento y convertirse con el tiempo en una de las compositoras bilingües top.

“Las mujeres somos una minoría en la industria, y sobre todo las latinas. Entonces mi meta a largo plazo es ser una de las compositoras top, no solo en el mercado latino, sino a nivel mundial. Además, ojalá poder pavimentar el camino a las compositoras que vengan después de mí”, expresó la tica.

Con Costa Rica en el alma

Si uno le pregunta a Dani Blau con qué artista costarricense le gustaría trabajar algún día responde que con muchos, aunque termina decantándose por Mishcatt (Michelle González) como su favorita.

La pista que le sigue a Mishcatt, quien fuera parte de la banda Patterns, solo indica que aunque Dani se fue hace años de Costa Rica sigue muy pendiente de lo que sucede en Tiquicia.

De hecho, aunque la mayoría del tiempo Dani se la pasa trabajando entre Los Angeles, Miami y México, no pierde de vista la casa de sus padres y por temporadas se viene a afincar al país.

Blau dice que después del megaéxito de Despacito, tema de Daddy Yankee y Luis Fonsi, una caja de pandora se abrió en el mercado musical estadounidense, haciendo que los songwriters de Costa Rica y de todas los países latinos encuentren nuevos caminos para triunfar.

“Ahora es muy común que artistas internacionales, que no hablan español, quieran colaborar y hacer cosas en spanglish. Siendo mujer latina en el extranjero, es un orgullo poder aportar a estos proyectos y enriquecer culturas musicales con una banderita de Costa Rica en el corazón”, finalizó la tica.

Ya veremos hasta donde llegará Dani, una tica con mucha hambre y ganas de comerse el mundo.

Alexánder Sánchez

Alexánder Sánchez

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad de Costa Rica. Su formación académica la complementó con trabajos estudiantiles en medios de comunicación universitarios.