Daniel Jiménez. 9 octubre
Gustavo Matosas es el nuevo entrenador de la Selección Nacional. El DT uruguayo recibió la camiseta tricolor por los niños Mariana Guillén Mora y Anthony Gómez Hernández, quienes representaron a las escuelas de fútbol de la Federación. Foto: Rafael Pacheco
Gustavo Matosas es el nuevo entrenador de la Selección Nacional. El DT uruguayo recibió la camiseta tricolor por los niños Mariana Guillén Mora y Anthony Gómez Hernández, quienes representaron a las escuelas de fútbol de la Federación. Foto: Rafael Pacheco

El técnico uruguayo Gustavo Matosas tiene la misión de ser el técnico con el contrato más largo en la historia de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol).

Matosas estampó su firma por los próximos cuatro años y tendrá bajo sus hombros la responsabilidad de estar al frente de todo el proceso mundialista y amistosos de cara a la Copa del Mundo Catar 2022.

Ningún entrenador, ni nacional ni extranjero, ha estado esa cantidad de años al frente del equipo tricolor, según confirmó el estadígrafo Cristian Sandoval.

El estratega asegura que está en Costa Rica para hacer historia y asumió este reto porque sabe que en el fútbol tico hay calidad. Además, que está respaldado por buenas instalaciones de trabajo.

“Primero que nada el proyecto deportivo que tiene Costa Rica, tiene uno de los complejos más importantes de Latinoamérica, tiene una directiva seria, me entusiasmaron muchísimo y uno a lo largo de su vida como entrenador va construyendo sueños y uno de ellos es llegar al Mundial. Hoy estoy un paso más cerca de ese sueño de lo que estaba ayer, pero sobre todo la idea del proyecto deportivo y de poder ir al Mundial es algo que me ilusiona muchísimo y si hay un lugar que tiene buenos jugadores, con buen pie, aguerridos es Costa Rica”, comentó el estratega.

El entrenador fue claro en que la plata no es más importante que su sueño de estar al borde de la línea de cal en la Copa del Mundo Catar 2022.

“El dinero no es todo en la vida. Hay ocasiones en que los sueños hablan más alto que el dinero, pero sobre todo cuando sentís que te van a apoyar, que te van a empujar, que está todo en el mismo camino, ¿tenés idea de lo que debe ser dirigir en un Mundial?, a mí me encantaría, va más por el corazón”, añadió.

Por su parte, Rodolfo Villalobos, presidente de la Fedefútbol, se mostró ilusionado por iniciar un nuevo proyecto con un DT del cartel de Matosas al frente.

Villalobos fue claro que la idea es que se logre el objetivo de la clasificación a la sexta cita mundialista para Costa Rica, por ese motivo lo dejarán trabajar como lo han hecho con los anteriores entrenadores.

Otros de los técnicos que lograron un largo periodo en el banquillo, pero no como lo estaría haciendo Matosas fueron el costarricense Óscar Ramírez y el colombiano Jorge Luis Pinto.

Ramírez estuvo dos años y nueve meses al frente de la Nacional y se hizo cargo de toda la eliminatoria rumbo a la Copa del Mundo Rusia 2018.

El Macho dirigió 47 partidos, con un balance de 21 ganados, 11 empatados y 15 perdidos, para un rendimiento del 52%. Bajo su mando se anotaron 54 goles y se recibieron 47.

Rumbo a la cita mundialista, el entrenador estuvo al borde de la línea de cal en 16 presentaciones, con un balance de nueve ganados, cinco empatados y dos perdidos; 25 goles a favor y 11 en contra.

Ya en el Mundial, Ramírez estuvo al frente en tres partidos con dos derrotas y un empate.

(Video) Presentación de Gustavo Matosas como DT de la Selección Nacional

Por su parte, Pinto se mantuvo dos años y ocho meses como el mandamás de la Mayor. Estuvo en todo el proceso mundialista de Brasil 2014.

Los números generales de Pinto fueron: 50 compromisos dirigidos, de ello, 22 ganados, 14 empatados y 14 perdidos; para un 53% de rendimiento. Sus pupilos anotaron 62 veces y recibieron 40 tantos.

Ya en el proceso eliminatorio, el cafetero estuvo en 16 encuentros, de los cuales ganó ocho, empató cuatro y perdió cuatro. La Sele marcó 27 goles y recibió 12.

En el Mundial, Pinto comandó cinco partidos con dos ganados y tres empatados. Además de lograr la mayor gesta en la historia del balompié costarricense con un octavo lugar y de manera invicta.

Estos dos entrenadores son ejemplo de que en la Fedefútbol le quieren apostar a la estabilidad, situación que los llevó a ordenar la casa por los próximos cuatro años, pues el Mundial de Catar será en diciembre del 2022.

Esta será la primera experiencia de Matosas al frente de una selección nacional luego de dirigir en 12 clubes diferentes.

El charrúa llegó hasta este puesto luego de ganarle la partida a sus competidores: el colombiano Luis Fernando Suárez y los mexicanos Víctor Manuel Vucetich e Ignacio Ambriz.