Esteban Valverde. 10 septiembre
Weston Mckennie y Christian Pulisic son las dos principales referencias de Estados Unidos en la actualidad, ambos tienen 21 años y juegan en la Juventus y Chelsea respectivamente. Fotografía: AFP
Weston Mckennie y Christian Pulisic son las dos principales referencias de Estados Unidos en la actualidad, ambos tienen 21 años y juegan en la Juventus y Chelsea respectivamente. Fotografía: AFP

La presencia de talento estadounidense en grandes clubes de Europa, como Bayern Múnich, Chelsea, Borussia Dortmund, Leipzig o Juventus, comienza a meter miedo en Concacaf.

El cuadro norteamericano ha conseguido que una generación no mayor a los 21 años viva lo que es balompié profesional en el máximo nivel y sume experiencia trascendental de cara a Catar 2022.

El exseleccionador de Colombia Sub-20 y recién destituido como entrenador de San Carlos, Carlos Restrepo, analizó los hechos y fue enfático en que sí hay una desvantaja respecto a Estados Unidos.

“Si hay países como Estados Unidos que parece que ya varios jugadores están en ligas importantes, eso los va a fortalecer más, ellos necesitaban esto. Este tipo de exportación hace que los jugadores sobresalientes irán a ligas importantes y se terminarán de hacer y en selección tendrán esa fortaleza importante, mientras que los nuestros no tienen ese roce, es una ligera ventaja”, confesó .

Para el cafetero es claro que la formación en Estados Unidos tiene mejores bases que en Costa Rica.

“Hay un tema importante en la formación, donde se hace determinante la parte competitiva porque eso es fundamental para que el jugador cuando salga no regrese. Cuando se sale a culturas futbolísticas sin referencia, sin competitividad hay jugadores que se sostienen y que no ganan y otros regresan”, describió.

“Hay otros que por su avance y por las ligas que llegan terminan de formarse, se enfrentan a otras exigencias y eso los estructuran mucho como jugadores, llegan a otro nivel”, añadió.

Para el estratega nacional y con formación en Holanda, Johnny Chaves, respecto a Costa Rica la ventaja en este punto competitivo es clara, de hecho en los últimos mercados Costa Rica vio cómo jugadores jóvenes y seleccionables regresaron al país, tal es el caso de Jimmy Marín, Ian Smith y Byran Rojas, entre otros.

“Yo pienso que si recordamos para Brasil 2014 con la Selección Nacional en un punto alto la mayoría de jugadores nuestros estaban en buenas ligas y consolidados (Bryan Ruiz en Holanda, Keylor Navas en España, Júnior Díaz en Alemania, Joel Campbell en Grecia). Si usted está en las mejores ligas eso sube el nivel de los jugadores. Estados Unidos va a complicar”, profundizó.

“El talento está y los inteligentes se entienden bien entre ellos, mucho será el trabajo de equipo, cuando salen jóvenes de mucha proyección necesitan quien los lidere, pero sin duda que se vuelven más peligrosos. El Ajax de hace dos años que brilló en Europa la base era de 20 años y eliminaron al Real Madrid”, agregó.

Restrepo destacó que la única solución para combatir esta desventaja es el trabajo como grupo.

“Con trabajo, cuando no aparece una renovación fuerte con ocho o 10 jugadores que sostengan hay que pensar en el trabajo. Se debe buscar que el tiempo dé la posibilidad de consolidar un grupo. Es un grupo que será de jugadores trabajadores y al que hay que meterle el roce internacional que no tendrán en sus clubes. A Costa Rica en este momento le está costando el cambio generacional, después de la generación 2014 no se viene empujando con fortaleza, vienen buenos jugadores para arrancar, pero hay que empezar por darle muchas condiciones, ponerlos a rodar, ponerlos en el ámbito internacional”, sentenció.

El timonel de San Carlos concluyó que desde su punto de vista Costa Rica no debería utilizar como paliativo a esta situación utilizar solo jugadores del proceso 2014 o 2018.

“En un comienzo se ayudará con la generación saliente ahora que le vaya a alcanzar hay que ver... Ahí es donde está la parte más crítica porque el nivel de México y Estados Unidos está más arriba. A mí me parece que si no hay preparación adecuada se puede dar una fisura, hay que tener mucho cuidado con eso”, finalizó.

Los cuatro talentos más prometedores de Estados Unidos. Fotografía: GN
Los cuatro talentos más prometedores de Estados Unidos. Fotografía: GN

Los movimientos. Estados Unidos está consiguiendo lo que cualquier nación desearía. El cuadro de las Barras y las Estrellas está colocando una generación de jugadores en los mejores equipos del mundo, por lo que la calidad de estos futbolistas crecerá al ritmo del nivel más alto del balompié.

Previo al inicio de la eliminatoria a Catar 2022 uno de los rivales directos de Costa Rica por un boleto en la próxima cita del orbe tiene jugadores firmados en el Borussia Dortmund, en el Bayern Múnich, en el Chelsea, Leipzig y la Juventus de Italia.

El último bombazo fue el de Weston McKennie, quien militaba en el Schalke teutón y fue transferido al plantel en el que está el astro portugués, Cristiano Ronaldo.

En la actualidad esta generación dorada estadounidense es liderada por Christian Pulisic, volante que juega en el Chelsea de Inglaterra y es considerado uno de los mejores prospectos de la Concacaf.

Pulisic, antes de su paso a Inglaterra, estuvo cinco temporadas brillando en Alemania con el Borussia Dortmund. De hecho en ellas marcó 13 tantos y llamó la atención de los grandes de Europa.

Junto a este talento se unen otros como Sergiño Dest que milita en el Ajax de Ámsterdam, también Chris Richards en el Bayern Múnich, Tyler Adams del Leipzig, McKennie de la Juventus y Geovanni Reyna del Borussia Dortmund.

“Creo que la idea de que nosotros (Pulisic y Reyna) juguemos juntos es realmente emocionante, creo que la gente debería empezar a ver eso más que a compararnos. Si reunimos a nuestro grupo y Christian y yo jugamos juntos, creo que puede ser muy emocionante para los próximos, quién sabe, 10 o 15 años”, aseguró con ilusión el juvenil en una entrevista a ESPN.

El estratega de la selección de Estados Unidos, Greg Berhalter, es consciente de que sus talentos están entrando en el primer mundo futbolístico, situación que ve muy positiva para el combinado que dirige.

En una entrevista en una nota publicada por Yahoo Sports añadió su valoración y destacó otro talento que hasta el momento estaba fuera de órbita, el lateral Antonee Robinson del Fulham y pretendido por el Milan de Italia.

“Para la selección nacional es una gran noticia. Es emocionante. Le deseamos lo mejor. Cuando piensas en la Premier League, es la mejor liga del mundo. Es emocionante”, explicó.

Estados Unidos disfruta de tener a sus talentos en medio de la crema del fútbol. El Tío Sam comienza a ganar respeto y meter miedo en el inicio del camino a Catar 2022.

El invitado por John E. Rojas, periodista con más de 12 años cubriendo la MLS.
La fórmula para exportar tiene varios ingredientes

“Es un análisis de varios carriles. Por un lado la implementación de academias en la MLS desde hace casi una década y la obligación de que cada equipo de la liga tenga una academia. Y por el otro lado los juveniles que cada vez son más seguidos para que se vayan a Europa (especialmente a Alemania) para terminar su formación. En esto tiene que ver en parte que hasta hace poco no se pagaban mecanismo de solidaridad a los equipos en Estados Unidos, con lo cual le sale más barato a los europeos llevar talento estadounidense. En lo cultural, Alemania es algo que le encaja muy bien a los jóvenes estadounidenses porque los entrenadores son directos, estrictos y claros con lo que pretenden. Obviamente hoy por hoy se hablan de chicos como: Weston McKennie en la Juventus, Christian Pulisic en el Chelsea, Tyler Adams en el Leipzig y Gio Reyna en el Dortmund, pero hay más si se ve a profundidad”.