José Pablo Alfaro Rojas. 2 octubre, 2017
Daniel Colindres, durante la rueda de prensa de este lunes en el Proyecto Gol.
Daniel Colindres, durante la rueda de prensa de este lunes en el Proyecto Gol.

Aun cuando por sus venas pasa sangre catracha, en lo último que piensa Daniel Colindres es en la inminente eliminación de Honduras, que quedaría al borde del precipicio si tropieza el viernes frente a la Tricolor (8 p. m.).

Su padre, Santiago Colindres, es hondureño, pero el futbolista nació en Costa Rica, en donde se crió y debutó en la Primera División. Reconoce que no guarda una sola costumbre catracha, más allá del cariño que le tiene a sus familiares. Su abuela, por ejemplo, está de paseo en el país.

"Mi papá es hondureño pero yo vivo tranquilo, feliz de estar aquí. Habría que preguntarle a él qué le parece”, afirma el futbolista, quien solo atinó a sonreír ante la pregunta.

Daniel Colindres habla sobre su momento en la Selección

El volante y capitán de los morados se ilusiona con la clasificación de la Nacional y lo último que le preocupa es si Honduras queda fuera del Mundial de Rusia 2018.

Colindres percibe el juego como un clásico centroamericano, igual que el resto de sus compañeros. Es tajante al afirmar que la prioridad es alcanzar la clasificación, y si es frente a la H, no le genera ningún conflicto.

Se muestra tranquilo, optimista y con la fe intacta de que la Selección sellará el boleto.

"Siempre se ha dicho que este es el clásico centroamericano, entonces independientemente de los jugadores que tengan ellos, nosotros tenemos que pensar en nosotros y lo importante es clasificar al Mundial, no importa a quién dejemos por fuera", agregó el jugador.

"Hay sentimientos encontrados con Jorge Luis Pinto, algunos lo quieren y otros no, el aficionado puede recibirlo como quiera", agregó Colindres.

Después de ingresar de variante ante México y mostrar un rendimiento destacado, las posibilidades de jugar se incrementaron para Colindres. Como relevo, contribuyó para que la Sele lograra el empate, al realizar el centro que terminó en la anotación de Marco Ureña.

Marco Ureña analiza el juego de la Selección ante Honduras

El propio Óscar Ramírez destacó el desempeño del futbolista, a quien lo había dejado fuera de la Copa Oro —donde probó a varios jugadores—, pero luego lo introdujo en la nómina que le hizo frente a los duelos ante el Tri y EE. UU.

"La verdad, yo siempre vengo con la convicción de tener minutos, a veces se me da, la mayoría de veces no. Siempre hay que estar preparado y si toca jugar, se deben cumplir las expectativas que tiene el profesor"

En el pasado hubo un caso similar al de Colindres, pero en el bando contrario. El exgoleador histórico de la selección de Honduras, Carlos Pavón, tiene raíces costarricenses.

El padre de Pavón es Allard Plummer, un jugador tico que militó en el balompié catracho en los 70's. Aunque el exdelantero siempre fue esquivo al hablar sobre Costa Rica y ese vínculo, en una ocasión, ya retirado, realizó un tuit que causó polémica a las puertas de un duelo entre ambos países.

"Si gana Honduras yo estaré feliz, y si gana Costa Rica también, yo soy HonduTico", afirmó Pavón, quien luego aseguró ante los medios de comunicación catrachos que solo era una broma.