Otros deportes

Ticos volvieron a sentir la emoción de una maratón en Berlín

Esta es la primera gran maratón (del grupo de las seis ‘World Marathon Majors’) que se realiza tras un 2020 y 2021 afectado por la pandemia

La presencia de costarricenses en las grandes maratones del mundo aumenta conforme pasan los años. Muchos se preparan durante meses para cumplir el sueño de cruzar la meta en una de las seis carreras de 42,195 metros más importantes.

Las banderas blanco, azul y rojo y los “pura vida” se volvieron una costumbre entre miles de atletas. Pero todo lo que envuelve terminar un evento tan demandante quedó en pausa durante prácticamente todo el 2020 y gran parte del 2021.

Por eso la Maratón de Berlín, celebrada este domingo en la capital alemana, tenía un significado especial. Y, nuevamente, los ticos dijeron presente, haciendo realidad un sueño que debió esperar más tiempo del imaginado.

“La emoción es el doble porque el año pasado no se pudo, intentamos ir a París primero y luego a Las Vegas, pero tampoco. Así que el sentimiento de correr de nuevo es de mucha emoción, de vuelta a nueva realidad”, contó Gabriela Solís, quien finalizó su quinta maratón.

Ella fue parte de un grupo de 75 nacionales que culminaron la maratón, que forma parte de las seis maratones del ‘World Marathon Majors’. Ahí también se incluyen Tokio, Londres, Boston, Chicago y Nueva York.

Aunque en un calendario “normal” Berlín es la cuarta maratón del año, los constantes cambios, cancelaciones y postergaciones, hicieron que se convirtiera en la primera desde el inicio de la pandemia.

Como mencionó Solís, eso hace crecer el significado de esta carrera, que de todos modos siempre es especial.

Esta vez hubo varias diferencias, empezando porque entre la hidratación, alimentos, el número de inscripción, la gorra o cualquier otro artículo, se agregan el alcohol en gel y la mascarilla.

Desde los días previos, cuando los corredores retiran su paquete y van a la habitual feria de la competencia, se perciben esos cambios.

Lisandro Jiménez, quien también corrió este domingo, percibió protocolos bastante estrictos y eso, afirma, le dio tranquilidad a los participantes.

“Había un evidente nivel de exigencia o rigurosidad con los protocolos, por ejemplo, para poder entrar al centro de convenciones, donde se recogía el paquete, había que enseñar prueba PCR negativa, certificado de vacunación y tener siempre puesta la mascarilla; cuando corroboraban eso te ponían un brazalete y ya podías ingresar”.

Y aunque sí había público y ese apoyo particular de las maratones nunca faltó, ambos percibieron menos aglomeraciones de años anteriores.

“Me parece que fue un evento donde los alemanes querían demostrar su disciplina y que podían hacer la maratón de esa forma. Definitivamente lograron el cometido, porque uno termina bien satisfecho y contento con la experiencia”, añadió Jiménez de Lizano Running Team.

En áreas de meta también exigían mostrar el carné de vacunación o la prueba, mientras en otras áreas hubo un poco de la normalidad conocida después de una maratón. Por ejemplo, al final de la carrera los atletas y acompañantes se podían compartir como en cualquier otra competencia.

“Frente al parlamento era una explanada gigante donde todo era bastante normal. En mi caso tanta gente me hizo usar mascarilla, pero por decisión personal. En cuanto al apoyo igual la gente salió a gritar, igual que antes y sí había mucha gente casi al mismo nivel que antes. Berlín respira bastante normalidad en las áreas abiertas, eso sí, ingresando al transporte público o áreas internas mascarilla y a ciertas tiendas solo una persona podía entrar”, comentó Gustavo Álvarez, quien estuvo apoyando a los corredores nacionales.

Entre los 75 costarricenses, resaltó el atleta Juan Carlos Solórzano como el mejor en masculino, con un tiempo de 2:45.20, mientras en mujeres la más rápida fue Lidiette Segura (3:41.02).

Por otra parte, los ganadores de la maratón fueron el etíope Guye Adola con un tiempo de 2 horas, 5 minutos y 45 segundos, entrando delante del keniano Bethwel Yegon y de Kenenisa Bekele.

Gotytom Gebreslase ofreció el doblete a Etiopía al ganar la prueba femenina con un tiempo de 2:20:09.

Fiorella Masís

Fiorella Masís

Periodista con nueve años de experiencia, seis de ellos en la sección deportiva de La Nación. Actualmente se encarga de la cobertura del Deportivo Saprissa y de deportes como atletismo, natación y triatlón. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.