Otros deportes

Superaron 33 km en Golfo Dulce y ahora apuntan a nadar más de 50

Los ticos Juan Carlos Camacho y Julio Aragón, así como el belga radicado en Costa Rica Karl Vanhoutte planean un nuevo desafío de aguas abiertas. Aún no tienen definido el lugar

Como si nadar 33 kilómetros en el mar (sin parar) no fuera suficiente, tres nadadores de aguas abiertas ahora desean superar esa barrera y llegar a los 50 km.

Los ticos Juan Carlos Camacho y Julio Aragón, así como el belga radicado en Costa Rica Karl Vanhoutte planean un nuevo desafío, también en aguas nacionales.

Hace apenas unos días, el 30 de noviembre anterior, completaron una aventura sin precedentes en el país. La ruta consistió en 30 kilómetros lineales desde Bahía Chal hasta Puntarenitas y luego hacia Puerto Jiménez, en el Golfo Dulce, aunque como suele pasar, el mar siempre cobra unos metros o kilómetros de más.

En ese momento, al terminar la travesía, sintieron que podían continuar nadando y eso inmediatamente los convenció para planear otra "locura", como muchos pueden llamarle.

"Nos creemos capaces de superar esa barrera de 50 km. Después de terminar sentimos que podíamos haber nadado un par de horas más al ritmo que cerramos", comentó Juan Carlos Camacho.

Ese sábado tardaron 10 horas, 10 minutos y 10 segundos. Ahora lo mínimo serían 13 horas, aunque es bien sabido que siempre podrían ser más.

Los 50 km serían en noviembre, con una preparación de al menos nueve meses. Lo que aún no tienen claro es el lugar.

Tienen visualizadas cuatro posibles rutas en tres zonas diferentes, todas con más presencia de fauna marina que en la reciente travesía, según Camacho.

"Uno no se puede dejar llevar por la emoción, se consulta a personas del lugar, sobre todo hablamos con pescadores, que conocen bien el mar. Ellos nos ayudan a elegir la ruta de acuerdo al comportamiento del mar", agregó.

Una opción es en el Golfo de Nicoya, los puntos débiles de este lugar son la constante navegación y no es tan limpio.

En el Golfo de Papagayo tienen observada otra ruta y en el Golfo Dulce dos.

“Cuando se define una ruta, tenés que definir fecha, porque eso determina mareas y debemos tratar de minimizar condiciones adversas”.

Camacho, Aragón y Vanhoutte fueron los primeros en nadar más de 30 km sin parar en Costa Rica. En pruebas fuera del país sí hay costarricenses que superaron esa barrera, pero nunca más de 50.

En julio anterior, Rocío Mora y Diego Cantillo hicieron los ’20 Bridges Swim', en Nueva York, Estados Unidos, de 46 km. Ese es el mayor registro.

"No conozco a nadie (de Costa Rica) que haya hecho aquí o afuera esa cantidad", mencionó Camacho.

Para hacer esa distancia, deberían entrar al agua no más tarde de las 3:30 a. m., para evitar demasiada exposición al sol.

“Sería una hora y media de completa oscuridad, pero ya estamos acostumbrados y es una experiencia sobrecogedora. En esa distancia no vamos a durar menos de 13 horas, presupuestando de manera conservadora y optimista”, explicó Camacho.

Actualmente los tres nadadores se encuentran en descanso activo, durante diciembre y enero, para empezar los entrenamientos en febrero.

Fiorella Masís

Fiorella Masís

Periodista con nueve años de experiencia, seis de ellos en la sección deportiva de La Nación. Actualmente se encarga de la cobertura del Deportivo Saprissa y de deportes como atletismo, natación y triatlón. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.