Otros deportes

Richard Carapaz se viste de rosa tras una etapa de locura en el Giro de Italia

Luego de 14 etapas Carapaz está en la posición que pretendía y el ecuatoriano apunta a sostenerse, pese a la exigencia de los recorridos

El británico Simon Yates (BikeExchange) se impuso en solitario en una intensa etapa 14 del Giro de Italia, este sábado bajo el sol en Turín, mientras que el campeón olímpico, el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos), se vistió con la maglia rosa de líder de la general.

Yates, ya ganador de la segunda etapa, la contrarreloj en Hungría, añadió su sexto triunfo de etapa en el Giro a su palmarés, tras el recorrido de 147 kilómetros.

El británico de 29 años se descolgó para la clasificación general el domingo pasado en el Blockhaus. El ganador de la Vuelta a España 2018 está desde entonces centrado en las victorias de etapa.

En meta, Yates superó por una quincena de segundos al trío formado por el australiano Jai Hindley (2º), Carapaz (3º) y el veterano italiano de 37 años Vincenzo Nibali.

El español Juan Pedro López, al frente de la clasificación general desde la etapa 4 en el Etna, perdió más de cuatro minutos.

En la clasificación general, Carapaz supera ahora a Hindley en 7 segundos y a Almeida en 30 segundos. El escalador español Mikel Landa ocupa el cuarto puesto, a 59 segundos.

“Lo importante es tener la maglia rosa, era el objetivo”, celebró Carapaz.

“Fue una etapa loca”, afirmó por su parte Jai Hindley tras cruzar la meta. “Los chicos hicieron un trabajo colosal, lo dieron todo por mí”, apuntó sobre el trabajo de sus compañeros de equipo.

Carapaz, de 28 años, conquistó el Giro en 2019 cuando corría para el equipo Movistar. El año pasado subió al podio en el Tour de Francia (3º) antes de conquistar el título olímpico en los Juegos de Tokio.

En la general, cuatro corredores se sitúan a menos de un minuto de Carapaz. El portugués Joao Almeida, distanciado en varias ocasiones en la etapa, limitó los daños (39 segundos) para figurar ahora a 30 segundos del corredor ecuatoriano en la general.

Mikel Landa, a 59 segundos, admitió que fue un día duro: “No pensaba que fuera tan duro”, admitió el corredor vasco.

Peor fue el sábado para otros corredores, que sufrieron pérdidas de tiempo muy importantes. El veterano español Alejandro Valverde fue distanciado más de ocho minutos, mientras que el francés Guillaume Martin fue relegado a más de nueve minutos.

El domingo, la etapa 15 presenta un final en alto (1.611 m) en el Valle de Aosta. El recorrido de 177 kilómetros incluye dos subidas de primera categoría antes de la subida final, catalogada como de segunda categoría, hasta Cogne.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.