AFP . 24 julio

Los grandes premios de Fórmula 1 de Estados Unidos, Brasil, México y Canadá no se disputarán este año, pero tres nuevas carreras, en Alemania, Portugal e Italia, fueron inscritas en el calendario de octubre, anunciaron los organizadores del Mundial este viernes.

Así, el continente americano no escuchará en vivo el rugido de los monoplazas en esta convulsa temporada, sacudida por la pandemia de coronavirus.

Los tres nuevos grandes premios inscritos en el calendario son los de Alemania, en el circuito de Nürburgring, del 9 al 11 de octubre; de Portugal, en el de Portimao, del 23 al 25 de octubre; y Emilia-Romaña en el de Imola, del 31 de octubre al 1.° de noviembre.

“Luego de largas conversaciones y en estrecha colaboración con nuestros patrocinadores, podemos asimismo confirmar que debido a la naturaleza muy cambiante de la situación respecto a la pandemia de covid-19, las restricciones a nivel local y la importancia de preservar la salud de las comunidades y de nuestros colegas, no será posible correr en Brasil, Estados Unidos, México y Canadá esta temporada”, señala la F1 en un comunicado.

Lewis Hamilton (Mercedes) se impuso en dos de las tres carreras que acumula la temporada 2020 de la F1. El inglés lidera la clasificación individual. Fotografía: Darko Bandic / AFP.
Lewis Hamilton (Mercedes) se impuso en dos de las tres carreras que acumula la temporada 2020 de la F1. El inglés lidera la clasificación individual. Fotografía: Darko Bandic / AFP.

El objetivo sigue siendo organizar entre 15 y 18 pruebas, a pesar de los cambios provocados por la covid-19, precisó la misma fuente.

Hasta el momento se han disputado tres competencias, todas ellas en julio, con dos en Austria y una en Hungría. También están previstas otras dos en el circuito de Silverstone (Gran Bretaña), una en Barcelona (España), una en Spa (Bélgica), dos en Italia (Monza y Mugello) y una en Rusia (Sochi).

Ello eleva a 13 las confirmadas por el momento para esta campaña, todas ellas en Europa.

"Estamos felices de recibir a Portimão como nuevo circuito en el calendario de la F1 y de ver el regreso de Imola y de Nürburgring, que ya albergaron grandes premios en el pasado", se puede leer en el comunicado.

Decisión difícil

Esta decisión tuvo que resultar especialmente difícil para el promotor de la F1, el grupo estadounidense Liberty Media, cuyo objetivo reconocido es aumentar la visibilidad y la popularidad de la F1 en América del Norte.

Pero la crisis por la pandemia, especialmente en Estados Unidos, hace casi imposible todo desplazamiento al continente este año.

"Estamos impacientes por regresar la próxima temporada", afirmaron este viernes para mostrar que es un 'hasta luego' y no un 'adiós' definitivo.

El circuito portugués de Portimão se estrenará en la máxima categoría del automovilismo. El último GP en Portugal se disputó en 1996 en el circuito de Estoril.

En los casos de Nürburgring e Imola, se trata de un reencuentro. El circuito alemán, que ya no es el mítico 'infierno verde' célebre en los años 1970 bajo el nombre de Nordschleife, albergó a la F1 en varias ocasiones, la última en 2013.

El circuito italiano no vive una prueba de F1 desde 2006, y sigue siendo célebre por haber sido escenario del accidente mortal de Ayrton Senna en 1994.

A pesar de la acumulación de carreras en Europa, su cuna histórica, la F1 no renunció este año a desplazarse a Asia, con la posibilidad aún latente de que se disputen sendas carreras en China y en Vietnam.

La temporada terminará, en condiciones normales, en Oriente Medio, en Baréin o Abu Dabi, aunque ninguna de esas dos pruebas han sido confirmadas oficialmente.

La temporada debió haber comenzado a mediados de marzo en Melbourne, en Australia, pero el GP fue cancelado justo antes de la primera sesión de ensayos libres al ser detectado un caso de coronavirus en el paddock.