Fiorella Masís. 31 marzo

El nuevo coronavirus no solo provoca la venta de productos de limpieza (y papel higiénico), también está agotando los rodillos para bicicletas y generó un incremento en la demanda de diversos accesorios para ejercitarse desde la casa.

La petición del Ministerio de Salud de permanecer en aislamiento es clara y desde el 18 de marzo ordenó el cierre de gimnasios o centros deportivos. Ante esta situación, muchos costarricenses han optado por seguir sus entrenamientos de diferentes maneras a las acostumbradas.

Así luce el simulador Wahoo para ciclismo. Foto: Cortesía Wahoo
Así luce el simulador Wahoo para ciclismo. Foto: Cortesía Wahoo

Los amantes del ciclismo "corrieron" en busca de rodillos, tanto así que tiendas especializadas reportan tenerlos agotados.

El rodillo es un dispositivo en el que se coloca la bicicleta para pedalear en un lugar fijo. Hay muchos estilos, desde el más básico hasta el que simula estar en la carretera.

De acuerdo con Ciclo Boutique, la época del año en la que los rodillos tienen más demanda es en los meses lluviosos, pues de esa forma los pedalistas evitan mojarse.

“Lo que está sucediendo es un comportamiento atípico, estamos en pleno verano y todo mundo comprando rodillos. Nosotros siempre tratamos de tener inventario, pero esto fue inesperado y se agotaron”, comentó Alberth Azofeifa, propietario de Ciclo Boutique.

La tienda especializada en ciclismo vendió 74 rodillos durante el mes de marzo, cuando lo normal hubiera sido cuatro. Actualmente siguen llegando las consultas, pero adelantar pedidos es casi imposible y el próximo les llegará hasta finales de abril.

Tacx es unas de las marcas más reconocidas en rodillos inteligentes

Misma situación vive Intelec, distribuidores de Wahoo en Costa Rica. Esta es una marca estadounidense especializada en simuladores de ciclismo en interiores.

En este caso estamos hablando de alta gama, con un precio promedio de $1.000, pero eso no ha impedido la alta demanda, la cual comenzó a crecer conforme el coronavirus se introduciendo en el país.

De acuerdo a los representantes de marca, la venta se disparó en un 300% y tampoco dieron a basto.

Para la población interesada en estos productos es muy importante mantener el entrenamiento, y de esta forma pueden simular las condiciones de estar en el exterior, las aplicaciones permiten hacer el mismo recorrido de otra persona, compiten y siguen entrenamientos.

Pero también existen los rodillos más simples, los cuales han sido muy solicitados en la tienda Puro MTB. La disponibilidad era de aparatos desde los ¢58.000.

La venta también fue una locura, porque apenas en cuatro días les compraron entre 100 y 150 rodillos. Ahora solo se quedaron con los de mayor precio, por encima de un millón de colones.

Para la dicha de muchos, después de Semana Santa tienen previsto abastecerse con productos.

Otros elementos que ganan fuerza entre los ticos son las pesas, ligas, bolas medicinales y cualquier otro elemento que les permita ejercitarse desde la casa.

Esto lo ha percibido la tienda Uno Sports y Doer Fitness; sin embargo, la venta de unos productos específicos contrasta con la de otros.

“Conforme ha pasado el mes y se ha desarrollado el tema de coronavirus la gente ve que no va a terminar tan rápido, entonces la demanda ha crecido hasta en un 40% en implementos como pesas, cuerdas, elementos de yoga..., versus el resto de categorías que se vinieron abajo en un 50%", comentó Cristian Argüello, director de marca.

Doer Fitness, empresa especializada en productos para crossfit, también ha percibido la respuesta de los consumidores.

Alejandro Marín, uno de sus socios, explicó que la alta demanda permanece sobre artículos específicos, por ejemplo bandas elásticas, las cuales se agotaron. Y abastecerse ha sido un proceso lento, pues sus principales productos nacen en Asia, el continente donde se produjo el coronavirus.

“Desde enero no volvieron a enviar los pedidos, entonces ciertos implementos se acabaron”, explicó Marín.

Al mismo tiempo, sufren por el cierre de gimnasios o centros de entrenamiento que estaban prontos a abrir sus puertas, pues Doer también se dedica a equiparlos.

“Si antes se hacía una venta de $5.000, ahora hay que hacer 20 o 50 más pequeñas”, resumió.

En almacenes El Rey se indicó que pese al momento difícil que pasa el país, el aumento en este tipo de productos es notorio. La Nación solicitó más datos al respecto, pero hasta ahora no ha sido posible obtenerlos.

El panorama es diferente con los productos de alto costo como caminadoras, bicicletas estacionarias o mini gimnasios. Aunque sí hay un incremento, según detalló Uno Sports, este es menor, algo que responde a la diferencia de precios, pues en este caso estamos hablando de ¢300.000 para arriba.