Motores

Odio en Mercedes le sirve el triunfo a un juvenil en la F 1

La rivalidad entre Nico Rosberg y Lewis Hamilton, pilotos de Mercedes Benz que con costos se saludan, le sirvió al holandés Max Verstappen (Red Bull) su primera victoria en F 1.

El incidente entre los dos Mercedes, apenas en el primero de 66 giros que tenía ayer el Gran Premio de España, deparó un “colerón” más para los jefes de Mercedes, el primer triunfo de un holandés en la Gran Carpa y la victoria del piloto más joven en la historia de la F 1.

Verstappen sacó provecho del accidente entre dos de los favoritos y se aferró al triunfo apenas unos días después de que fuera ascendido del equipo Toro Rosso en un controversial cambio con Daniil Kvyat.

“Es una gran sorpresa, no lo esperaba” , admitió Verstappen a la agencia internacional AP.

“No podía creer que lideraba la carrera. Hoy (ayer) salió todo bien. Fue increíble”, añadió el tulipán, quien a sus 18 años se convirtió en el piloto más joven en triunfar en el Gran Circo.

Detrás de Verstappen quedaron los dos hombres de Ferrari, Kimi Raikkonen (Finlandia) y Sebastian Vettel (Alemania).

El coequipero de Verstappen, Daniel Ricciardo, fue cuarto.

Claro que la noticia del día fue la bronca en Mercedes, para Nikki Lauda inaceptable.

“Completamente innecesario”, dijo el ex piloto y presidente no ejecutivo de Mercedes. “Es inaceptable que los dos Mercedes queden fuera luego de dos curvas”, añadió el excampeón.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.