Esteban Valverde. 29 agosto
Michael Umaña celebró su anotación ante Grecia, en Brasil 2014, con Keylor Navas. Fotografía: AFP
Michael Umaña celebró su anotación ante Grecia, en Brasil 2014, con Keylor Navas. Fotografía: AFP

Es cierto, siempre que se habla de Michael Umaña se recuerda aquel penal que tiró hace cuatro años en los octavos de final de Brasil 2014, él le dio el pase a la nacional a unos cuartos de final de una Copa del Mundo, sin embargo luego de esa gesta la realidad que vivió fue distinta.

Michael no consiguió consolidarse en el proceso a Rusia 2018, al punto que se perdió el certamen. Él es claro nunca esperó que eso sucediera, de hecho todavía no encuentra respuesta del por qué no fue al Mundial, pero prefiere no analizar más allá.

El jugador disfruta del recuerdo que tiene en la retina y aunque todos los días ve el penal que tiró ante el portero Orestis Karnezis. Cuando a Michael le hablan del remate sonríe y acepta que de vez en cuando ha llorado, en su intimidad.

“Fueron 15 años en Selección Nacional, lamentablemente no terminé como quería, debo ser honesto, no sé qué pasó... Al final no vale la pena redundar en el tema. Siempre di lo mejor de mí para mi país, eso me deja muy tranquilo y quisiera despedirme de la Selección, pero ya veremos si es posible y si las fechas calzan. A la gente que no olvida lo de Brasil, solo les digo gracias”, dijo.

Umaña ahora disfruta de un segundo aire en su carrera deportiva, con 36 años, vive un momento de forma que considera muy bueno, es capitán en el Comunicaciones chapín y volvió a sentirse competitivo.

De hecho, su comodidad en tierras guatemaltecas es tal que analiza la posibilidad de terminar su carrera en el país centroamericano, pese a que siempre tuvo la idea de decir adiós al fútbol con Carmelita.

“Estoy bien, la verdad me siento muy tranquilo y agradecido porque Comunicaciones me abrió las puertas en este momento de mi carrera, que venían situaciones complicadas en el último año. Me siento contento y con mucha ilusión, acá retomé esas ganas de pelear y físicamente estoy bien”, dijo el zaguero.

El mundialista de Alemania 2006 y Brasil 2014 estuvo en el Cartaginés previo a vincularse a los cremas. Con los brumosos vivió momentos complicados, ya que el plantel no tuvo su mejor año, al punto de luchar por salir de los últimos puestos.

Una situación que tiene muy motivado al defensor es portar la cinta de líder del Comunicaciones.

“El cuerpo técnico tomó la decisión de que yo sea el capitán, de momento, eso me tiene contento y alegre porque también es algo bonito para mí, pero reconozco la experiencia del grupo y eso también hace que la capitanía sea una gran responsabilidad. Todos llevamos al grupo encaminado... Eso es lo importante”, explicó.

El gran inicio que ha tenido el Comunicaciones en el actual certamen, al ser primero con 13 puntos, y el reto de llevarlo al título luego de siete torneos en los que fracasó, hacen que la sensación de competencia regresara para el exfutbolista de Alajuelense, Saprissa, Herediano, Carmelita, Liberia y Cartaginés.

Los blancos no celebran un cetro desde mediados del 2015, es decir, si no ganan este campeonato llegarán a tres años sin campeonizar.

"La verdad que hemos tenido un buen arranque, contento por eso. Veo un grupo muy sólido, muy comprometido, sabiendo de la responsabilidad que tomamos. Queda mucho camino por delante, hemos hecho una muy buena planificación y todo está saliendo como se pensó.

Espero que todo siga saliendo bien porque somos conscientes que la presión es fuerte", destacó.

“Tengo mucho que agradecer a esta institución, en este momento me abrieron las puertas y si he tenido algo, es que he sido agradecido y espero devolver esa confianza y respaldo defendiendo esta camiseta a muerte”, finalizó.

Comunicaciones enfrentará este miércoles a las 8 p. m. al Municipal de Guatemala, escuadra dirigida por Hernán Medford, en el primer clásico guatemalteco.

Michael Umaña sobre el posible regreso de Jorge Luis Pinto: ‘Tendría que darse mucho diálogo entre jugadores, federativos y el profesor’

Michael Umaña formó parte de aquel equipo que dirigió Jorge Luis Pinto e hizo historia para Costa Rica en el Mundial de 2014, por lo que tiene el criterio para referirse a un posible regreso del colombiano al banquillo patrio.

Para el defensor, responder si lo ideal para la Sele es el regreso del cafetero, no es fácil.

“Es una pregunta complicada por todo lo que ha pasado, tendría que darse mucho diálogo antes del nombramiento por todo lo que ha pasado, es mi humilde opinión. Sí tendría que darse mucho diálogo con jugadores, federativos y él, porque sí se ha dicho mucho y hay que aclarar muchos puntos.... Si es él, que llegue de la mejor manera, es todo lo que puedo decir”, declaró.

Michael añadió que el timonel a nombrar debe tener claro el proceso de rejuvenecimiento que debe realizarse.

“Mi criterio y lo único que puedo pedir es que tomen una decisión muy buena pensando en el bienestar del fútbol nacional y de la Selección, es una decisión delicada, pero que se debe tener claro el objetivo del equipo que es ir metiendo nuevos valores”, concluyó.