Fiorella Masís. 3 agosto

La investigación sobre las relaciones entre Herediano y Grecia, dadas a conocer por La Nación, quedó archivada en la Unafut pero sigue en curso en otros órganos.

La semana anterior el Comité de Ética de la Fedefútbol anunció un castigo de un año fuera del fútbol contra Jafet Soto, Orlando Morerira, Pablo Salazar y Cristian González. Falta la resolución de Licencias. Foto: Rafael Pacheco
La semana anterior el Comité de Ética de la Fedefútbol anunció un castigo de un año fuera del fútbol contra Jafet Soto, Orlando Morerira, Pablo Salazar y Cristian González. Falta la resolución de Licencias. Foto: Rafael Pacheco

Este lunes fue la Unafut la que dio su conclusión tras indagar el hecho mediante una comisión. El Comité de Licencias de la Fedefútbol es el que falta por pronunciarse.

De acuerdo con las explicaciones señaladas en el comunicado de prensa de la Unafut, el Consejo Director cerró el proceso en virtud de que la comisión nombrada adujo falta de pruebas y de competencia. No pudo demostrar infracciones de los clubes y tampoco puede castigar dirigentes.

El Concejo Director entraba a valorar si la posible participación de accionistas de Fuerza Herediana y de la sociedad de Jafet Soto, Lajaf, en la compra de acciones de la entidad que administraba al equipo de Grecia, fue consentida.

En el caso de la Asociación Deportiva Municipal Grecia, dueña de los derechos de participación, podía determinar si sus dirigentes violaron o no las obligaciones, ya sea ocultando información o tolerando las negociaciones presuntas entre los administradores del club (Fuerza Griega) y el comprador de acciones.

En la resolución dada este lunes, la Unafut explica que el objetivo de la investigación era analizar si existía o no prueba suficiente para demostrar la falta tipificada en el artículo 17 de los estatutos.

En el inciso cuatro de este se lee lo siguiente: “En todo caso, ninguna persona física o jurídica o bien un mismo grupo de interés económico (compañías y sus filiales incluidas) o familiar hasta tercer grado por consanguinidad controlará por cualquier medio más de un club o agrupación afiliada a la Unafut, en cuyo caso se considerará falta gravísima.”

En ese sentido, agrega el comunicado, “los únicos investigados conforme a los Estatutos fueron los clubes afiliados, o sea la Asociación Deportiva Club Sport Herediano y la Asociación Deportiva Municipal Grecia”.

Fue precisamente en este último punto en que basa su explicación.

“Unafut no es competente para conocer eventuales faltas cometidas por dirigentes, administrativos o personal técnico, de los clubes o entidades administradoras de los clubes afiliados”. Menciona que esas eventuales faltas le competen al Comité de Ética, Comité de Licencias o el Tribunal Disciplinario.

Agrega que la comisión investigadora comunicó a los clubes que sí hubo actuaciones de personas físicas y otras personas jurídicas distintas a los clubes afiliados, "pero esas actuaciones no incidieron en el manejo deportivo, en el desempeño competitivo ni en decisiones internas de los equipos".

Y ante esas acciones, “el Consejo Director no tiene competencia para determinar si existe o no responsabilidad alguna, situación que le compete a los órganos de la Federación Costarricense de Futbol”.