Cristian Brenes. 28 julio

La Comisión de Ética de la Federación Costarricense de Fútbol sancionó a Jafet Soto, Orlando Moreira, Pablo Salazar y Cristian González con un año fuera de toda actividad del fútbol, tras determinar que infringieron el código de ética.

La investigación fue abierta hace cinco meses, el 20 de febrero. Para entonces, La Nación ya había publicado una serie de reportajes, entre los cuales el presidente del Municipal Grecia había ventilado que “gente de Heredia” estaba detrás de la compra de acciones del cuadro griego. De igual forma, en una amplia entrevista con este medio, Jafet Soto había expuesto el 21 de enero qué tipo de relación tenía con el club alajuelense, ya fuera a título personal o en el marco de un convenio con Herediano.

Según sus palabras, él buscó patrocinadores para Grecia (“fui a poner la cara”), negoció con jugadores para que jugaran en otro equipo (“siéntese conmigo y firme con Grecia”), armó la estructura administrativa (“si uno ve una estructura que no sirve… ¡Fuera!”), acciones que parecían sobrepasar un convenio de cooperación, pero que él definía como asesoría. “Yo asesoro a quien me dé la gana”, justificó.

Varios reglamentos y artículos de FIFA establecen límites para la participación de dirigentes de un club en el accionar de otro equipo, pero se desconoce cuáles hechos específicos fueron considerados anómalos por el Comité de Ética, cuya resolución final se conoció este martes, con inmediata notificación a todos los involucrados.

Es tan solo el primer fallo de tres investigaciones abiertas en torno al tema, que aún está sobre la mesa en el Comité de Licencias y en la Unafut. En estos últimos, se tomarán decisiones que atañen a los clubes, a diferencia del Comité de Ética, cuyas determinaciones recayeron sobre los dirigentes.

“Se declara a los señores Jafet Soto Molina, Orlando Moreira Araya, Pablo Salazar Sánchez y Cristian González González responsables de los hechos investigados y con ello haber infringido el Código de Ética, por lo que se les sanciona con la prohibición de participar en cualquier actividad relacionada con el fútbol en Costa Rica, por el término de doce meses, iniciando a partir de la notificación de esta resolución. Se condena a los señores Soto Molina, Moreira Araya, Salazar Sánchez y González González, al pago de las costas personales y procesales de forma proporcional”, señala la Fedefútbol en un comunicado.

Orlando Moreira (blanco) es dirigente de Fuerza Herediana, mientras que Jafet Soto (negro) es gerente y técnico de los florenses. Fotografía: Rafael Pacheco
Orlando Moreira (blanco) es dirigente de Fuerza Herediana, mientras que Jafet Soto (negro) es gerente y técnico de los florenses. Fotografía: Rafael Pacheco

La Federación añadió que: “de conformidad con lo que disponen los artículos 44 y 73 del Código de Ética, las partes tienen ocho días hábiles a partir de la notificación de esta resolución, para presentar recurso de apelación (...). El artículo 44 idem indica que el recurso de apelación no suspende los efectos de esta decisión, pero las partes podrán solicitar la suspensión de la decisión ante el Tribunal de Apelaciones dentro de los tres días hábiles después de notificada la decisión por el Comité de Ética”.

En lo que respecta a Soto, se desempeña como entrenador y gerente de los florenses, mientras que Salazar es parte del cuerpo técnico y Moreira es directivo de Fuerza Herediana. Todos estos cargos no los podrán seguir ejerciendo, según establece el comunicado de la Fedefútbol.

En Herediano afirmaron que se abocarán a su derecho de presentar recurso de apelación, por lo que de momento no ahondarán en su postura sobre el castigo.

En tanto, Cristian González, exaccionista de Fuerza Griega, estuvo vinculado hace unos meses a La U Universitarios. Él aseguró en entrevista con La Nación, publicada el 6 de abril, que había vendido el 50% de las acciones de la sociedad griega al gerente herediano Jafet Soto. Se intentó conocer su reacción sobre el castigo recibido, pero no fue posible contactarlo vía telefónica.

Diez días después, el 16 de abril, el Comité de Ética hizo público el traslado de cargos a los dirigentes, incluyendo entre los hechos a investigar los cheques emitidos por parte de Lajaf, la empresa de Jafet Soto, en favor de Cristian González, así como transferencias bancarias desde cuentas de Orlando Moreira.

Lajaf, según puntualizó el Comité Ética, como ya había publicado La Nación respaldada en documentos legales, recibió poderes de “explotación comercial” por parte de Fuerza Herediana y poderes sobre el patrimonio rojiamarillo otorgados por la asociación el Club Sport Herediano.

De igual forma, en los hechos a investigar se mencionaba la aparición del asistente técnico florense Pablo Salazar como parte de la personería jurídica de Fuerza Griega, hecho denunciado por la página solofutbolcr.com y por La Nación.

La notificación de cargos de aquel momento concluía con: “Lo anterior por cuanto los hechos acusados como presuntos, pueden ser tenidos como “multipropiedad” de entidades deportivas en una misma Liga”.

Diálogos con exaccionista de Grecia: ‘Vendí el 50% de las acciones a Jafet Soto’

Traslado de cargos

En el traslado de cargos que realizó el Comité el pasado jueves 16 de abril estableció nueve puntos, entre los que destacan:

“Que el 1.° de octubre del 2019 Fuerza Herediana envió una misiva a sus patrocinadores y proveedores haciendo del conocimiento de estos que Fuerza Herediana, desde setiembre del 2019, cedió los derechos de explotación comercial a la empresa Lajaf S. A.”.

Lajaf S. A. es la sociedad personal de Jafet Soto, según definición de él mismo.

(Video) Jafet Soto asegura que un mexicano amigo suyo comprará las acciones de Fuerza Griega

Otro punto de la investigación era que: “el 19 de octubre del 2019 se gira un cheque por el monto de $10.000, por parte la Sociedad Anónima Lajaf S. A., a favor del señor Cristián González González, exaccionista de Fuerza Griega S. A., empresa que desde el 2016 se encargaba de administrar el club Asociación Deportiva Municipal Grecia”.

El rubro quinto rezaba que en asamblea extraordinaria de Fuerza Griega Sociedad Anónima, llevada a cabo el 19 de octubre del 2019, “se nombra como tesorero a Pablo Salazar Sánchez, quien para ese entonces y hasta el día de hoy funge como asistente técnico del Club Sport Herediano. Posteriormente el 7 de noviembre del 2019 mediante carta, el señor Salazar presentaría su renuncia al cargo de tesorero en Fuerza Griega S. A.; no obstante, se revoca su nombramiento hasta el 23 de enero del 2020”.

El sexto citaba: “En fecha 25 de octubre del 2019, mediante escritura 22 del tomo 11 del protocolo del notario Pastor Bonilla, la Asociación Deportiva Club Sport Herediana, representada por su presidente el señor Randall Castro Bolaños, le cede a Lajaf S. A. los derechos patrimoniales derivados de la condición de afiliado a la Federación Costarricense de Fútbol y la Unión Nacional de Clubes de la Primera División”.

El punto sétimo: “El 22 de noviembre del 2019 el señor Jafet Soto Molina y el señor Cristian González González suscriben una letra de cambio por la suma de $6.500, en donde el señor Soto figura como librado y el señor González como librador”.

Además, el octavo explicaba que “el señor Orlando Moreira Araya, quien funge como vicepresidente de Fuerza Herediana Sociedad Anónima, en fecha 25 de noviembre realiza una transferencia (...) por un monto de tres millones seiscientos ochenta y cinco mil quinientos colones, bajo el concepto ‘Compra de letra de Grecia’”.