Esteban Valverde. 29 mayo

#LoQueNoSeSabe sobre Rolando Fonseca: lágrimas al recordar su primer trabajo luego de cuatro años

Rolando Fonseca no esconde su realidad. El ‘Amigo del gol’, uno de los futbolistas más influyentes de Costa Rica en los 90′s e inicios de los 2000, aceptó que la pasó mal y que hubo cuatro años en su vida que le dieron una aturdidora cachetada.

Fonseca pasó del reconocimiento total al rechazo absoluto, él lo acepta, pero más allá de sobresalir, al Rolo lo que más lo impactó fue quedarse sin ingresos y sin posibilidad de trabajar. No porque no quisiera, sino porque las condiciones de vida lo llevaron a esto.

Una investigación judicial y la mediatización del caso lo hicieron pasar de ser admirado a alguien que la gente no quería cerca. Al final la investigación no arrojó indicios de nada en su contra.

Fonseca fue el invitado de esta semana del programa de La Nación, #LoQueNoSeSabe, en el que abrió su libro de vida, confesó los duros momentos que vivió. El jugador se desmoronó al observar una imagen en la que salían sus dos hijos: Daniel y Karina, además de su esposa Gabriela Lépiz, el día de su partida a Rusia 2018, como comentarista de Telemundo.

“Dicen que los mejores recuerdos se guardan, uno no guarda cosas feas. Esa imagen tiene mucha historia, porque a mí me tocó pasar una covid de cuatro años y medio y es difícil pasar una covid cuando la gente te repele, la gente te trataba como si tuvieras lepra, no podíamos pero ni salir... Esa fue mi primera oportunidad de trabajo, en cuatro años, y todo cambió en un 180%, eso marcó un antes y un después”, confesó.

“Juepucha, ese es el día que viajaba para Rusia, no teníamos qué comer y fue la primera oportunidad de trabajo en cuatro años. No sabía que iba a llorar. Esa oportunidad de trabajo cambió mucho mi vida, con Telemundo, fue ver la oportunidad de que todo lo que uno sufre, todo lo que uno ora tiene respuesta... Y es en el momento de Dios”, añadió entre lágrimas.

Rolando Fonseca junto a su esposa Gabriela Lépiz y sus hijos: Daniel Fonseca y Karina Fonseca. Fotografía: Cortesía
Rolando Fonseca junto a su esposa Gabriela Lépiz y sus hijos: Daniel Fonseca y Karina Fonseca. Fotografía: Cortesía

Fonseca recordó que ese día invadió a su familia una alegría que no sintieron antes, ni cuando marcó el gol del Aztecazo, tampoco cuando se coló a Corea y Japón 2002.

"Ese día me estaban despidiendo, pero era una felicidad completa, ver que un anhelo se hacía realidad. Ver que tenía una puerta internacional que continúa abierta, que era la oportunidad de comenzar a trabajar, después de cuatro años y tres meses. Después de un mayo del 2013 de una situación difícil para la familia", dijo.

El exjugador explicó que Rusia 2018 en el que fue como comentarista superó Corea y Japón 2002, cita del orbe a la que fue como jugador.

“Fue mi verdadero mundial, porque lo sentimos en familia, lo sentimos en familia. Ha sido mi mejor mundial, tuve la oportunidad de disfrutar las promesas de Dios”, recalcó.

En su familia, El Principito (como fue conocido en sus inicios), mencionó que encontró lo necesario para levantarse.

“Dani y Kari (hijos) son dos chicos que cambiaron mi vida, ellos han sabido qué es disfrutar, qué es no tener. También ver el valor del respeto y la lealtad en una familia. La familia es la que soporta nuestras derrotas, nuestros triunfos, son los que llevan ese balance a entender cuando uno está de buen genio, siempre la familia será importante en el éxito de un hombre”, expresó.

Al consultarle a Fonseca, ¿cómo se describe? Su respuesta fue:

“Yo soy una persona cero rencor, no guardo rencor a nadie, soy muy entregado. Por mis errores aprendí a respetar a la familia, el respetar a la familia para mí es estar ahí en todo. Llegué un momento en que me sentí muy mal porque no pude suplir las necesidades básicas, pero eso me hizo sentirme más fuerte. ¿Por qué soy tan especial con mi familia? Por que mis papás me enseñaron a dar, a servir, entre más uno siembre algún día llegará la cosecha”, finalizó.

'#LoQueNoSeSabe...’ es un programa de La Nación que tendrá un capítulo semanal los miércoles. Además será transmitido en FUTV, los jueves a las 9 p. m.