El presidente rojinegro hace un llamado a la Unafut para analizar los hechos que vienen pasando de forma reiterada cuando Alajuelense visita a los florenses

 24 septiembre, 2015
Henry Bejarano muestra la tarjeta roja a Keyner Brown ante la incredulidad de los aficionados florenses.
Henry Bejarano muestra la tarjeta roja a Keyner Brown ante la incredulidad de los aficionados florenses.

Dirigentes y jugadores de Alajuelense señalan que jugar en el estadio Eladio Rosabal Cordero, ante el Herediano, ya les genera un sentimiento de temor.

"Estamos impresionados de la violencia acá (en el Rosabal Cordero). Ya el cuerpo técnico y jugadores ya tienen miedo; nosotros los dirigentes peor. Nos preocupa mucho los tintes de violencia que toman los juegos entre nosotros y Herediano", dijo Pinto.

El presidente rojinegro hace un llamado a la Unafut para hacer un análisis de los hechos que vienen pasando de forma reiterada cuando Alajuelense visita a los florenses.

Pinto aprovecha para recordar lo que sucedió el 23 de mayo anterior cuando perdieron la final del Verano 2015 y los aficionados ingresaron al terreno de juego y agredieron a los jugadores manudos.

"Tenemos que tener una mayor seguridad aquí en Heredia, no sé por qué la gente muestra tanta violencia. Esto es solo un deporte, no es para llegar a esos puntos. Todo esto nos preocupa porque el miércoles tenemos que volver a venir", dijo el jerarca liguista.

Los manudos y florenses se volverán a enfrentar el próximo miércoles 30 de setiembre en el juego de vuelta por la semifinal del Torneo de Copa, el marcador lo tienen a favor los heredianos 2-1.