Daniel Jiménez. 23 abril

Por las filas del Deportivo Saprissa han pasado muchos talentos. Algunos si acaso han jugado algunos minutos y otros se han ido hasta sin debutar en Primera División. Se han marchado por varios motivos: ir al extranjero por un mejor futuro o porque en su momento paradójicamente no tuvieron campo en el primer equipo tibaseño.

Tal es el caso de Joel Campbell, Bryan Oviedo, Esteban Alvarado, Marvin Loría, Jimmy Marín, Patrick Sequeira y recientemente el juvenil Anthony Walker.

Debido a la marcha del portero Walker a los 18 años al Sporting Lisboa de Portugal, La Nación hizo un recuento de jugadores que el Monstruo si acaso vio en la Cueva.

Iniciemos con Joel Campbell. El futbolista disputó tres partidos en Primera División como morado y solo 98 minutos. Puntarenas, Guápiles y Cartaginés fueron sus rivales.

Uno de los partidos de Joel Campbell como morado fue ante el Santos de Guápiles. Foto: Alonso Tenorio
Uno de los partidos de Joel Campbell como morado fue ante el Santos de Guápiles. Foto: Alonso Tenorio

Como ficha de la S lo más que se le recuerda fue un golazo en unos 90 Minutos por la Vida ante Alajuelense, pero hasta ahí.

De hecho, Joel jugó más con Puntarenas FC que con el Monstruo, pues con los porteños disputó cinco encuentros.

Posteriormente se dio su histórica venta al Arsenal, a sus 19 años, y su trayectoria que ya es conocida en Europa y ahora con el León de México.

Vamos ahora con Esteban Alvarado. El arquero jugó cuatro encuentros de campeonato nacional, frente a Liberia, San Carlos, Puntarenas y Cartaginés.

Esteban Alvarado disputó ante Liberia uno de sus pocos encuentros como jugador de Saprissa. Foto: Jorge Castillo.
Esteban Alvarado disputó ante Liberia uno de sus pocos encuentros como jugador de Saprissa. Foto: Jorge Castillo.

A Alvarado le anotaron en cinco oportunidades en el torneo local como estelar del equipo.

Luego de ganar el Guante de Oro en la Copa Mundial Sub-20 de Egipto 2009, paso a ser firmado el 19 de enero del 2010 por el AZ Alkmaar de Holanda, club que era el actual campeón de la Eredivisie.

En suelo tulipán, Esteban se consolidó en ese equipo y llegó a obtener el premio de Mejor Arquero de la Liga Holandesa. Luego se marchó a Turquía para regresar a Costa Rica para estar con Alajuelense, club con el que no jugó un partido oficial.

El tercer caso es el del lateral Bryan Oviedo, quien jugó siete partidos y un total de 516 minutos para marcharse a Copenhague de Dinamarca y empezar su aventura en el Viejo Continente.

Bryan Oviedo (de camiseta blanca) jugó 55 minutos ante el Cruz Azul. Aquí recibió la marca de Héctor Gutiérrez. Foto: AFP
Bryan Oviedo (de camiseta blanca) jugó 55 minutos ante el Cruz Azul. Aquí recibió la marca de Héctor Gutiérrez. Foto: AFP

Enfrentó a Ramonense, Universidad de Costa Rica, Pérez Zeledón, Cartaginés, Santos de Guápiles, Alajuelense y Liberia.

Su paso por la banda izquierda del Monstruo fue efímero, pues gracias a su participación en el Mundial de Sub-20 Egipto 2009 consiguió un contrato para saltar el charco.

El siguiente es Marvin Loría, quien estuvo en 10 partidos y 422 minutos distribuidos durante cuatro temporadas en el Saprissa.

Marvin Loría (derecha) se marchó para Estados Unidos y ahora milita con el Portland Timbers. Fotografía José Cordero
Marvin Loría (derecha) se marchó para Estados Unidos y ahora milita con el Portland Timbers. Fotografía José Cordero

Loría es un volante que tuvo que marcharse al Portland Timbers II para tener regularidad. En este club tuvo minutos y pudo mostrar su potencial. Tanto así, que para esta campaña pasó al primer equipo del Portland Timbers.

Debutó bajo las órdenes de Rónald González, pero Jeaustin Campos, Carlos Watson y Vladimir Quesada no le dieron la oportunidad de tener mayor protagonismo.

Es el turno de Jimmy Marín, quien solo estuvo en tres presentaciones con la S. Debutó con Jeaustin Campos y estuvo en cancha en 74 minutos y marcó un gol.

Jimmy Marín festejó su único gol como morado ante Pérez Zeledón. Foto: Gabriela Tellez
Jimmy Marín festejó su único gol como morado ante Pérez Zeledón. Foto: Gabriela Tellez

Carmelita, Pérez Zeledón y Herediano fueron sus rivales. Su único tanto con la casaca morada lo marcó en el Valle de El General.

Marín estaba en el alto rendimiento, pero ya debía tener contrato profesional y ahí fue donde entró el Herediano para arrebatarle al Monstruo la promesa.

Con el Team ha sido figura clave del equipo, fue vital para la obtención del cetro de Liga Concacaf y el campeonato nacional, precisamente contra el Monstruo.

Su regularidad y su rendimiento lo llevaron a ser convocado por Gustavo Matosas a la Selección Nacional.

Es ahora la oportunidad de dos jóvenes promesas en el arco. Se trata de Patrick Sequeira y recientemente el juvenil Anthony Walker.

Patrick Sequeira en un entrenamiento con el primer equipo del Saprissa. El técnico Carlos Watson fue quien lo ascendió al primer equipo. Foto: Andrés Arce
Patrick Sequeira en un entrenamiento con el primer equipo del Saprissa. El técnico Carlos Watson fue quien lo ascendió al primer equipo. Foto: Andrés Arce

Ninguno ha debutado en la máxima categoría, pero ya están en Europa.

Sequeira tiene 20 años y fue en agosto del 2017 cuando viajó a España para hacer una prueba con el Real Unión Club. Al final se confirmó que pasará dos temporadas con el equipo a préstamo con opción a compra.

El último caso es el de Anthony Walker, quien recién firmó con el Sporting Lisboa de Portugal por cinco temporadas. Tiene 18 años y mide 1.95 metros.

Anthony Walker posa con sus compañeros del Sporting Lisboa en uno de los entrenamientos. Fotografía: Cortesía
Anthony Walker posa con sus compañeros del Sporting Lisboa en uno de los entrenamientos. Fotografía: Cortesía

Walker entrenó en algunas ocasiones con el primer equipo del Saprissa, pero hasta ahí. Ahora tendrá una primera experiencia garantizada en Portugal.