Fútbol Nacional

Horacio Esquivel le dio el mejor regalo de Navidad a los seguidores de Puntarenas FC

El capitán del barco de Puntarenas FC reveló las claves del éxito chuchequero y lo que significa para este equipo la obtención del Apertura 2021 de la Liga de Ascenso

Horacio Esquivel corrió hacia esa gradería del Estadio Cuty Monge donde estaban los aficionados de Puntarenas FC para festejar la obtención del Apertura 2021 de la Liga de Ascenso.

El PFC acababa de vencer 2 a 0 a Barrio México, dejándose un título que vale mucho para los chuchequeros. Es un cetro que aviva la ilusión de los naranjas de regresar a la Primera División, una categoría que ellos echan de menos.

Pero atrás del técnico, que ha sido el capitán del barco de Puntarenas FC, iban sus jugadores. Prácticamente todos llegaron a darle un abrazo, agradeciéndole y celebrando.

“Todavía nos queda más, faltan dos partidos para volver a Primera División, pero me alegra mucho por la provincia de Puntarenas, ellos necesitaban esto, una provincia muy enferma por todo lo que ha vivido en otras finales, pero yo creo que esta victoria, este paso que se dio al obtener la opción a la final para el ascenso, es muy motivante para ellos”, mencionó Horacio Esquivel en declaraciones a TDMás.

Afirmó que este desenlace era lo que más anhelaba para esta época por una razón muy puntual.

“Yo quiero dárselos como regalo de Navidad, de parte de Dios. Yo vine nada más a ser un instrumento con estos muchachos, pero lo importante es que durante toda la temporada jugamos 19 partidos y solo perdimos uno. Eso me dice mucho del material humano que hay en Puntarenas”.

El partido fue en Desamparados, pero los porteños provocaron que su equipo se sintiera como en casa y se portaron a la altura. Eso es un detalle no menor para Esquivel.

“Es un plus más para haber logrado esto. Esto le dice al fútbol de nuestro país que Puntarenas necesita estar en Primera División, hay una muy buena afición, una afición respetuosa. Ustedes vieron que se mantuvieron, pudieron haberse brincado la malla en los últimos minutos y ellos guardaron la cordura. Yo creo que son dignos de que hoy estén disfrutando esto”, destacó el entrenador del PFC.

Luego atendió a Radio Columbia y ahí recalcó que este título del Apertura es apenas un paso, pero que de momento es una oportunidad de liberar a la provincia de lo que él cataloga como un estado depresivo y de luchar con más fuerzas para retornar pronto a la Primera.

“Estamos a dos juegos de volver a Primera División y yo creo que vamos a tener la fe. Así a como vinimos y ganamos en cancha extraña, vamos a hacer todo lo posible. Yo solo fui un instrumento”, mencionó.

También detalló en dónde estuvo la clave del éxito de este grupo y de manera enfática apuntó que es “la obediencia de ellos”.

“Un equipo muy disciplinado, los muchachos desde el primer día me entendieron, yo soy muy exigente y se casaron con la idea. Por eso todos me han venido a abrazar y me dicen: ‘Gracias profe’, porque me aguantaron durante toda la temporada y hoy están disfrutando”.

Además, su relación con ellos es distinta. Así siempre ha sido con sus equipos y ahora con Puntarenas FC no es la excepción.

“Yo soy muy amigo de ellos, en la cancha soy el más exigente, pero fuera de la cancha yo soy amigo de ellos y me convierto. Esto es para toda la provincia que siempre nos estuvo apoyando”.

Un detalle muy llamativo es que tanto en la grada, como algunos jugadores, sacaron la bandera de Limón para festejar este logro de Puntarenas FC.

“Los jugadores que yo traje desde Limón fueron jugadores que yo formé desde muy niños y vinieron acá. Ellos saben lo que yo soy y ustedes vieron como salió Johnny Gordon, arrastrando los pies. Todos estos muchachos vinieron a dar lo que yo vine a dar. Yo les dije: ‘Ustedes se casan conmigo y van a cumplir como yo’ y podemos darle gracias a Dios”.

Desde ya él piensa en lo que viene. Está a dos partidos de la Primera, en el sentido de que a diferencia de los otros equipos de la Liga de Ascenso, lo que necesita el PFC es ganar la final nacional. Sin embargo, no llegar a esa instancia es parte del plan.

“Nosotros vamos a ganar lo que viene y ojalá podamos no llegar a estas instancias, sino ganarlo de una. Si no se da, trabajaremos, pero más cerca no podemos estar”, reseñó, al tiempo que de nuevo observaba a los chuchequeros que acompañaron al equipo.

“Vea la gradería como está, somos visita y eso es lo que da Puntarenas, toda esta noble afición”, destacó, antes de marcharse a celebrar más, con sus pupilos, con su gente, y sentir la gran satisfacción de alzar esa copa que tiene tanto significado para él y para todo el Puerto.

El festejo naranja en el lente de José Cordero

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.