AFP . 13 enero

El divorcio entre el Barcelona y Ernesto Valverde ya es un hecho: el técnico fue destituido de su puesto este lunes, tras la celebración de una junta directiva del club, que anunció después la contratación de Quique Setién hasta junio de 2022.

"El FC Barcelona y Ernesto Valverde han llegado a un acuerdo para la rescisión del contrato que unía a ambas partes", anunció el equipo culé en un primer comunicado.

Al mismo tiempo, en otro anuncio oficial, el conjunto blaugrana estableció que: "el FC Barcelona y Quique Setién han llegado a un acuerdo para su incorporación como entrenador del primer equipo de fútbol hasta el 30 de junio de 2022.El técnico cántabro toma el relevo de Ernesto Valverde y será presentado el martes", precisó la entidad.

La decisión de cesar a Valverde, de 55 años, se produce tras la derrota en semifinales de la Supercopa de España, la semana pasada frente al Atlético Madrid (3-2) y se tomó este lunes después de la reunión de cuatro horas de la junta directiva catalana.

El extimonel azulgrana estuvo al mando desde julio de 2017 y en febrero pasado renovó su contrato hasta junio de 2020 (con opción a un año adicional).

Ernesto Valverde estuvo al frente del Barcelona desde julio de 2017, pero la derrota en la Supercopa de España ante el Atlético le pasó factura y le costó el puesto. Fotografía: Oli SCARFF / AFP.
Ernesto Valverde estuvo al frente del Barcelona desde julio de 2017, pero la derrota en la Supercopa de España ante el Atlético le pasó factura y le costó el puesto. Fotografía: Oli SCARFF / AFP.

Esta separación pone fin a la etapa de dos años y medio del 'Txingurri' ('hormiga' en vasco) en el banquillo del Barcelona.

Una etapa de altibajos, marcada por los dos ligas conquistadas con claridad (2018 y 2019) y, sobre todo, por las dos dolorosas eliminaciones en la Liga de Campeones (Roma en 2018 y Liverpool en 2019), que fragilizaron al técnico, criticado por la hinchada por la falta de brillantez del juego que proponía.

Sin embargo, el cese puede sorprender teniendo en cuenta que el Barça es líder de la liga española (empatado a 40 puntos con el Real Madrid) y clasificado como campeón de su grupo para los octavos de final de la Liga de Campeones, donde se enfrentará al Nápoles el 26 de febrero.

A Valverde le salvó en muchas ocasiones un Lionel Messi inmenso, que además no ha dejado de apoyar a su técnico hasta el final, pero el estratega ha acabado cesado, acusado de destruir el ADN Barça.

Apóstol del ‘cruyffism

La directiva catalana anunció como sucesor de Valverde al veterano Quique Setién, de 61 años, que hasta el momento no había dirigido a ningún equipo ‘grande’, pero que siempre se mostró como un firme defensor del estilo del ‘tiki-taka’ que tanto gusta en ‘can Barça’, herencia del legendario Johan Cruyff y que Pep Guadiola llevó a la excelencia en su etapa como entrenador azulgrana (2008-2012).

"El nuevo técnico azulgrana siempre se ha deshecho en elogios hacia el Barça y hacia Leo Messi, a quien considera 'un lujo y el mejor jugador de la historia'", destacó el club en un comunicado.

No obstante, la situación vivida en los últimos días ha dañado la imagen del equipo azulgrana, no sólo por el despido de un técnico que va líder, sino porque el Barcelona trató de contratar a la exleyenda catalana Xavi Hernández (39 años), con quien se reunieron en Doha (Catar) emisarios de la entidad la semana pasada... pero el actual técnico del Al Sadd catarí rechazó el ofrecimiento de entrenar al club de manera inmediata, obligando a sondear a otros entrenadores, según la prensa española.

Aparecieron nombres como el argentino Mauricio Pocchetino (47 años), cesado por el Tottenham en noviembre, los de los seleccionadores de Holanda y Bélgica, Ronald Koeman (56 años) y Roberto Martínez (46 años), aunque los directivos se decantaron finalmente por Setién.