Fanny Tayver Marín. 4 mayo
Así es el camerino del primer equipo masculino de Alajuelenseen el Centro de Alto Rendimiento. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
Así es el camerino del primer equipo masculino de Alajuelenseen el Centro de Alto Rendimiento. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

Propios y extraños elogian el Centro de Alto de Rendimiento de Alajuelense en Turrúcares, hoy por hoy instalaciones de primer mundo, pero disfrutar de ellas, implicará que Alajuelense las haga autosostenibles, se encargue de su mantenimiento y se comprometa a subir escalones en el trabajo con las ligas menores.

Otorgado bajo la figura del “comodato” (préstamo bajo contrato), con el vicepresidente liguista Joseph Joseph como inversionista y dueño de los terrenos y las obras, sin excluir la participación de otros socios en el desarrollo del proyecto, se trata en palabras del jerarca manudo Fernando Ocampo del “proyecto más importante de la Liga en los últimos 40 años, porque ahí está el presente y el futuro”.

Los socios del club conocen los detalles, porque en su calidad de dueños del equipo fueron quienes votaron en Asamblea para aprobar el uso del CAR, pero para que el aficionado en general también sepa cómo es que surgió este proyecto que empezó a construirse hace cuatro años, el jerarca rojinegro contó que “es un proyecto que es construido con aportes de socios de la institución”.

“Se rige por la figura de un comodato, mediante el cual, le ceden el inmueble a la Liga y la institución se compromete a una serie de requisitos, como apoyar con el mantenimiento, tratar de hacerlo autosostenible y cualquier usufructo que salga de ahí por los muchachos, o cualquier venta, son ingresos que van a llegar a Liga Deportiva Alajuelense absolutamente”, manifestó Ocampo.

Las asambleas de Alajuelense siempre cuentan con una cantidad importante de socios que acuden a la cita. Fotografía: Prensa Alajuelense
Las asambleas de Alajuelense siempre cuentan con una cantidad importante de socios que acuden a la cita. Fotografía: Prensa Alajuelense

Cuando se hizo ese contrato gratuito (comodato), se firmó por diez años.

¿Qué pasará una vez que se cumpla ese plazo? “Es renovable, salvo que cambien las circunstancias, pero sí es un periodo largo, que se va renovando en la medida que la Liga vaya asumiendo sus compromisos, que es parte de lo que estamos haciendo y parte de los compromisos es la promoción de valores en el primer equipo. Así que es algo que se presentó, fue aprobado por la Asamblea y se le da continuamente seguimiento, continuamente informamos y es sin duda alguna un proyecto de muchísimo beneficio para la institución”, respondió Ocampo.

Según él, no habrá ningún inconveniente y le dice a los aficionados que pueden estar tranquilos, pues afirma que “es prácticamente una renovación automática porque la Liga va cumpliendo con una serie de obligaciones que tiene también”.

Volver a las raíces. El CAR pasa a ser el centro de operaciones de Alajuelense. La mayoría de funcionarios que laboraban en el Estadio Alejandro Morera Soto se trasladarán a su nueva oficina en Turrúcares.

“Es un proyecto que se viene trabajando desde hace varios años y que viene a culminar una visión no de una Junta Directiva, sino de la institución, de Liga Deportiva Alajuelense, de lo que siempre ha sido, que se trata de invertir en la generación de valores”, resaltó el presidente erizo.

Esta es la gramilla híbrida del Centro de Alto Rendimiento en Turrúcares donde por lo general se entrena el primer equipo de la Liga. Fotografía: TMS
Esta es la gramilla híbrida del Centro de Alto Rendimiento en Turrúcares donde por lo general se entrena el primer equipo de la Liga. Fotografía: TMS

Indicó que ese tema se había dejado de lado “y la verdad es que estamos volviendo a las raíces, la Liga se ha caracterizado por sacar jugadores de la cantera, que desde niños, cuando se ponen la camiseta, realmente empiezan a sentir ese amor por los colores rojinegros”.

Con ese complejo, Alajuelense tiene la posibilidad de congregar ahí a todas sus categorías y que los cachorros de las ligas menores se estén formando al lado de figuras consolidadas.

“Es reforzar esa característica que ha sido típica en estos 100 años de la Liga, generar esos valores desde la cantera y realmente esto viene a ser un grandísimo apoyo y soporte para esa visión de lo que queremos que sea el club en el futuro".

Ciclo repetitivo. Ocampo asegura que si se revisa la historia de la Liga, hay ciclos muy similares al actual.

“Este es un equipo que a lo largo de 100 años se ha mantenido con aportes desinteresados de personas que aparecen en determinado momento y levantan la mano para apoyar. Eso a veces cuesta entenderlo en estructuras que se basan en una sociedad, pero en la Liga esa ha sido la norma”.

Considera que si bien es cierto, faltan los títulos, "este ha sido un periodo muy productivo en el sembrar, desde el punto de vista de instalaciones, de saneamiento de finanzas, del relanzamiento de la institución y sin duda el CAR es el corazón de ese proyecto que lo que busca es dar condiciones para que cada vez más la Liga vaya consolidando su profesionalismo y su estructura de base que sustente a los equipos del mañana”.

Fernando Ocampo anunció que la próxima asamblea de socios de Alajuelense se llevará a cabo en el CAR, en Turrúcares. Fotografía: Prensa Alajuelense
Fernando Ocampo anunció que la próxima asamblea de socios de Alajuelense se llevará a cabo en el CAR, en Turrúcares. Fotografía: Prensa Alajuelense

No es la primera vez que los aficionados tienen que ver en el desarrollo del club. En realidad, desde el 18 de junio de 1919 siempre ha sido así.

Por ejemplo, en 1940, la municipalidad organizó fiestas cívicas en beneficio de la construcción del nuevo estadio y las donaciones del liguismo hicieron que pronto se contara con ¢5.500 del pago inicial. Además, en 1949, por iniciativa del profesor Armando Mórux, la Junta Directiva organizó la ‘Marcha del Ladrillo’, con la intención de que cada estudiante del cantón central de Alajuela aportara un ladrillo para la construcción de las tapias del estadio.

“Para las graderías, el estadio, la iluminación, siempre han aparecido socios y aficionados liguistas que han dicho aquí estoy presente, puedo colaborar en estos momentos y sobre esa base se sigue construyendo, como pasa con el CAR. Yo creo que eso es parte de la esencia de la institución y por eso es que hemos celebrado 100 años y hoy se sientan las bases para celebrar otro montón de años más”.

Desarrollo. Alajuelense dio el paso y según el jerarca, esto no solo es un triunfo para la Liga, sino que debe verse como un paso para la evolución de todo el fútbol nacional, en masculino y femenino.

“Se trata de que todos los equipos hagamos esfuerzos para ir subiendo la barra del fútbol nacional y en la medida en la que otros equipos se enfoquen en desarrollar centros de alto rendimiento creo que el gran beneficiado será el fútbol nacional. Aquí se trata de que todos vayamos copiando las cosas buenas y en la medida que las posibilidades lo permitan que se vayan implementando”.

El gimnasio de la Liga está muy bien equipado y será utilizado por todos los equipos del club. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
El gimnasio de la Liga está muy bien equipado y será utilizado por todos los equipos del club. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

Como suele ocurrir, en los últimos días se han visto aficionados de diversos clubes contentos por el CAR, pero otros que minimizan la instalación, algo que Ocampo ve normal.

“Siempre hay de todo, pero más allá de los celos, yo lo veo como una medida para subir esa barra y enfocarnos todos en seguir mejorando el fútbol de Costa Rica”, expresó.

Juan Carlos Rojas, en su cuenta de Twitter escribió: “De parte del Saprissa le enviamos una sincera felicitación a Liga Deportiva Alajuelense por la inauguración de su CAR en Turrúcares. Gran proyecto que fomenta el desarrollo y profesionalización del fútbol en Costa Rica”.

¿Y los jugadores de liga menor que vivían y estudiaban en el CAR?
Fernando Ocampo indicó que debido a la emergencia sanitaria por covid-19, a los muchachos que vivían en el CAR los tuvieron que mandar a sus casas hace algunas semanas.
“Lo tuvimos que cerrar acatando las instrucciones del Ministerio de Salud y ellos fueron devueltos a sus casas, a la espera de que tan pronto como pase esto, podamos volver. Hay que recordar que al CAR todavía le falta un edificio más con habitaciones, tendrá un gran impacto, porque permitirá que los muchachos puedan vivir ahí. Además, para nuestros primeros equipos se podrán hacer las concentraciones ahí, lo cual va a traer una gran cantidad de ahorros por esos rubros”.