Fanny Tayver Marín. 20 enero
Luis Diego Arnáez comprende la molestia de la afición rojinegra. Fotografía: José Cordero
Luis Diego Arnáez comprende la molestia de la afición rojinegra. Fotografía: José Cordero

Un triunfo de visita; un empate y una pérdida en casa. Esos resultados encendieron las luces de alerta en Liga Deportiva Alajuelense.

Desde las gradas del Morera Soto, una parte de la afición comenzó a gritar “fuera Arnáez”.

“La tolerancia ha ido bajando torneo con torneo, eso es muy claro, nosotros tenemos una afición muy exigente, como tiene que ser, nosotros también tenemos que ser exigentes, así que analizamos todo lo que suceda a lo largo de este torneo y cuando haya que hacer correcciones se tienen que hacer”, expresó el gerente deportivo de los erizos, Javier Delgado.

Apuntó que estos tres partidos aún no son un margen para definir lo que pasará al final del torneo y que la Liga está en la obligación de conseguir ese título que no alcanza desde el lejano Invierno 2013.

“Debemos tener muy claro que el objetivo se tiene que lograr y tenemos que hacer todo lo humanamente posible para lograrlo, así que en el momento en el que haya que tomar decisiones, se tienen que tomar”, insistió Delgado.

Indicó que tiene que haber un análisis profundo del cuerpo técnico, los jugadores y la gestión que se está haciendo.

“Eso es lógico y más con los resultados negativos que se dan, eso tiene que ser así, partido a partido. A veces se habla de que el análisis solo se hace cuando se pierde y no, eso no es así. El análisis también se hace cuando se gana un partido, se puede ganar un partido sin convencer, o por otras circunstancias, entonces el análisis siempre se va a hacer”.

Al consultársele cómo toma ver que la gente ya empezó a meterse con Arnáez, respondió: “Yo creo que el malestar es compartido por el resultado que se da, aquí no hay nadie contento, no hay nadie con una sonrisa, porque no es así. Hay preocupación y por supuesto, si en algún momento se meten con jugadores y con cuerpo técnico hay que entenderlo, porque todos estamos deseando y tenemos presión por lograr ese título”.

Recalcó que antes de tomar decisiones, debe analizarse muy bien el panorama.

“Qué ha pasado, qué no ha pasado, escuchar también las partes involucradas y después simplemente se llega a un consenso para tomar la mejor decisión que se piense en la parte deportiva”.

De nueve puntos disputados, la Liga tiene cuatro. Pero quizás, lo que más incomoda a los rojinegros es que de los últimos dos partidos en casa, solo lograron un punto.

“Lo primero que manda en el fútbol son los resultados, obviamente y más si son en casa, de seis puntos lograr solo uno es preocupante, obviamente”, citó.

Y agregó: “Nosotros tenemos más que analizar que ustedes (periodistas), porque yo estoy en los entrenamientos, yo estoy en el camerino, yo converso con el cuerpo técnico, yo converso con los jugadores y entonces tal vez tengo más elementos que ustedes, de lo que ustedes analizan que es un resultado que se dio".

"Yo tengo más para analizar y para poder esgrimir mis argumentos con la Junta Directiva, con la comisión técnica y en el momento en el que haya que tomar decisiones se tienen que tomar, aquí no hay ningún temor”.

Delgado insistió en que “las decisiones se toman cuando tengan que tomarse, no hay tiempos establecidos, hay resultados, hay actuaciones que analizar para tomar las decisiones que se tengan que tomar”.

También admitió que “hay preocupación”, pues este arranque no era el que vaticinaban los erizos, en un semestre en el que no tienen margen de error.

“La inversión y el esfuerzo que se ha hecho es para que el equipo esté en otra situación en este momento, pero la realidad nuestra es esta, tener cuatro puntos, haber perdido cinco en casa y entonces eso es preocupante”, recalcó Delgado.

El propio Arnáez también se refirió a esa situación, al ver que algunos manudos le perdieron la paciencia, pero lo considera normal.

“Todos los técnicos anteriores, ninguno que salió de aquí despedido a medio torneo, ninguno salió aplaudido. La gente quiere ganar, ver al equipo en el primer lugar y ahora hay una sensibilidad muy grande por los años de sequía y quien esté aquí debe enfrentarla. Si yo no hubiera querido eso, le digo a la directiva que chao”, respondió el estratega.

Además, él mismo como liguista siente la urgencia y sabe que el problema no son estos tres partidos, sino los cinco años que tiene Liga Deportiva Alajuelense de no alzar la copa.

“Todos los que estamos aquí, estamos pagando los años en que no se ganó un campeonato”, afirmó el Flaco.

Como Gustavo Matosas llamó a la Selección Nacional a Esteban Alvarado, José Miguel Cubero, Barlon Sequeira y Jonathan McDonald, la Liga no jugará a mitad de semana. Su próximo encuentro será el domingo en el Juan Gobán ante Limón.