Juan Diego Villarreal. 11 octubre
El sueño de la volante Shirley Cruz, de retirarse de la Selección Nacional en un Mundial, se vio truncado al perder la Tricolor este jueves 1-3 frente a Canadá y quedar fuera de la Copa del Mundo de Francia 2019. Archivo La Nación
El sueño de la volante Shirley Cruz, de retirarse de la Selección Nacional en un Mundial, se vio truncado al perder la Tricolor este jueves 1-3 frente a Canadá y quedar fuera de la Copa del Mundo de Francia 2019. Archivo La Nación

La ilusión de visar el boleto al Mundial de Francia 2019 se quebró en mil pedazos.

La falta de definición, fallos en el mediocampo y una guardameta sumamente insegura, acabaron con el sueño mundialista de Costa Rica, que anoche perdió 1-3 ante Canadá, en el Premundial que se realiza en Edinburg, Texas, Estados Unidos.

La Tricolor no solo le dijo adiós a la Copa del Mundo en suelo galo, sino también a los Juegos Panamericanos de Lima, Perú 2019, donde clasificaba el mejor equipo de la Uncaf. Ese honor recayó en Panamá, escuadra que pasó a la segunda ronda de la competición tras vencer 2-0 a México.

Se acabó el deseo de la volante Shirley Cruz, quien anhelaba retirarse de la representación patria en la cita mundialista francesa, meta que se vio interrumpida.

Después de vencer 8-0 a Cuba, vino la debacle al caer 1-0 ante Jamaica, escuadra que desnudó el pobre poder ofensivo de las nacionales, que frente a un adversario más ordenado y mejor posicionado, fue incapaz de vulnerar la portería contraria.

Ante las canadienses las ticas prácticamente requerían una hazaña, pues Jamaica venció 9-0 a Cuba, por lo que era necesario un triunfo por 2-0 para pasar a la segunda ronda.

No obstante, Canadá solo tardó 25 minutos para devolver a la realidad a las costarricenses. Jessie Flemming filtró un balón al área y la guardameta Solera salió sin tino, por lo que el balón le pasó por debajo de su cuerpo, lo que no perdonó Janine Beckie, quien con marcó el 1-0.

En el 39’, un centro de Beckie fue mal recepcionado por Solera, quien dejó picar el balón; Nichelle Prince solo metió su pierna derecha para anotar el 2-0 para las norteamericanas.

En el complemento la tónica no cambio: un cuadro nacional con ímpetu, pero sin argumentos, no pudo ante un mejor Canadá que anotó el 1-3 por intermedio Christine Sinclair, al 55’.

El descuento vino por una genialidad de Gloriana Villalobos —quien se había quedado en el banco— al quitarse dos rivales y poner el 1- 3 al 75’.