Fútbol Internacional

Brasil líder e invicta golea 4-0 a Bolivia y rompe récord histórico de puntos

Brasil llego a 45 puntos y rompió el récord de 43 instaurado por la Argentina de Marcelo Bielsa. La Canarinha tiene aún tres puntos por disputar del clásico aplazado contra la albiceleste

Sin Neymar, la clasificada Brasil mantuvo este martes su liderazgo invicto y rompió el récord de puntos en un clasificatorio sudamericano tras enterrar 4-0 a la ya eliminada Bolivia en la altura de La Paz en la última fecha de cara a Catar-2022.

Con goles de Lucas Paquetá (24), Richarlison (45, 90+1) y Bruno Guimarães (66), la ‘seleção’ alcanzó 45 unidades en este premundial y superó a la Argentina de Marcelo Bielsa, que había sumado 43, desde que en camino a Francia-98 se utiliza el formato de todos contra todos. La estrella, Neymar, no pudo jugar el partido por acumulación de amarillas.

La Canarinha tiene pendiente el clásico que debía jugar en septiembre con Argentina en Sao Paulo, suspendido por invasión al campo de juego de agentes sanitarios brasileños en medio de la pandemia. Bolivia, en cambio, resignó otro mundial y se sabe fuera de la copa desde su humillante derrota 4-1 ante la colista, Venezuela, en enero.

El partido empezó parejo, con pocas llegadas a ambos lados y Bolivia intentando estar a la altura del visitante. Hasta que apareció Paquetá: gracias a un sensacional pase en profundidad al centro de Guimarães, el jugador del Olympique de Lyon tuvo la pelota servida en la zurda y la clavó en el segundo palo de Bolivia.

La Verde del venezolano César Farías tuvo varias oportunidades y buena triangulación. Pero la escuadra de ataque liderada por Marcelo Martins Moreno, el goleador de la eliminatoria con 10 tantos, no logró definir las pocas veces que pudo perforar la defensa brasileña.

Henry Vaca hizo lo que pudo por el equipo con varias jugadas desestabilizadoras, pero le faltó concretar en el estadio Hernando Siles, a 3.640 metros sobre el nivel del mar. Al final de la primera mitad, cuando la seleçao menos manejaba el partido, llegó el gol del no retorno: un centro casi accidental de Antony que se la dio en bandeja a Richarlison. El delantero del Everton apenas tuvo que empujarla.

Bolivia, como de costumbre, se desesperó frente a la adversidad. Los anfitriones del estadio volvieron a la cancha con intenciones de revertir el resultado adverso del primer tiempo. Y parecía que el intento daría fruto: con numerosas llegadas al arco de Alisson, el gol era inminente.

Pero finalmente, a pesar del desgaste físico, el poco oxígeno de la altura y la presión del dúo de Henry y Ramiro Vaca, los dirigidos por Tite resucitaron. Fue Guimarães, del Newcastle, quien condecoró el partido, consecuencia de un robo fantástico de Paquetá que le permitió a ese Brasil apagado dar el nocáut a los del altiplano.

Sobre los 30, una calesita de Gabriel Martinelli que por un pelo no entró al arco de Ruben Cordano pudo haber sido el gol de la temporada. El tanto que le dio a la Canarinha el tercer 4-0 al hilo en lo que va de la eliminatoria fue también obra de Richarlison, que convirtió al final del primer y segundo tiempo.

Así, el seleccionado le dio una lección a su entrenador, que había sido objeto de críticas en Bolivia por juzgar “inhumano” el juego en la altura. Y Farías terminó su gestión sin sorpresas: con una humillante derrota en casa, sin sacar provecho de esos miles de metros de altitud a favor.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.