Agencia AFP. 11 agosto

El esperado debut de Cristiano Ronaldo con la Juventus tendrá un escenario particular: el domingo (9 a. m.) en el estadio de Villar Perosa, con capacidad para 5.000 espectadores, ante la formación filial del equipo italiano, en un amistoso tradicional en el feudo de la familia Agnelli, propietaria del club.

Ronaldo fichó por la Juve hace un mes, procedente del Real Madrid por 100 millones de euros. Lucirá su nueva camiseta en el tradicional encuentro que disputan antes de iniciar cada curso el primer equipo y el filial, en Villar Perosa, a 40 kilómetros al oeste de Turín.

Este pueblo de 4.000 habitantes a los pies de Los Alpes alberga la gran propiedad de los Agnelli, la familia que controla el club prácticamente sin interrupción desde 1923 y que instauró este partido para abrir la temporada.

“La Juventus es un gran club, lo conozco desde que era pequeño y esperaba jugar aquí algún día”, señaló Ronaldo en una entrevista publicada este sábado en el nuevo canal de televisión del gigante italiano, que se emite por Internet.

“Soy profesional desde hace 15 o 16 años y mis métodos de trabajo son siempre los mismos. No quiero cambiar nada de mi modo de trabajo, de mi ética”, añadió según la transcripción recogida por la Gazzetta dello Sport. “Debo adaptarme rápido pero no estoy preocupado”, dijo.

Lejos de las catedrales del fútbol europeo; como el Santiago Bernabéu, el Camp Nou u Old Trafford, el cinco veces Balón de Oro debutará como blanquinegro en un terreno municipal, que lleva el nombre de Gaetano Scirea, un rudo defensa histórico de la Juventus.

El recinto acogerá a más espectadores que habitantes tiene Villar Perosa: las 5.000 entradas disponibles se vendieron hace mucho tiempo.

Con la llegada del portugués y la enorme ola de entusiasmo en el norte de Italia, se propagó el rumor de un cambio de escenario, hacia un estadio mayor, para poder albergar a todos los hinchas interesados en dar la bienvenida a CR7. Los Agnelli decidieron respetar las costumbres y el duelo se jugará en su cuadro bucólico habitual.

Esto podría llevar a Ronaldo a una proximidad inédita con sus hinchas: la tradición dice que cinco minutos después del inicio de la segunda parte de los espectadores tienen 'derecho' a invadir el terreno y saludar a sus ídolos.

Antes de iniciar el 18 de agosto la conquista de un octavo título nacional consecutivo en la cancha del Chievo Verona, los jugadores de la Juventus se juntaron por completo por primera vez el miércoles, cuando el grupo que viajó a la gira por Estados Unidos se encontró con los mundialistas.

La llegada de Ronaldo provocó algunos cambios en la plantilla. El argentino Gonzalo Higuaín se fue al Milan, junto con el prometedor Mattia Caldara, a cambio del regreso a Turín de Leonardo Bonucci, un año después de su marcha.

Algunos aficionados no han visto con buenos ojos la jugada. Nadie ha marcado tantos goles en Italia como Higuaín, desde que llegara a Nápoles en 2013, y Bonucci no ofreció en Milan el rendimiento que tuvo en la Juventus en los años precedentes.

Ronaldo, a pesar de sus 26 goles en Liga, no se mostró tan dominante como los años anteriores. Pero su dominio en la Liga de Campeones, liderando al Real Madrid a tres títulos consecutivos, cuatro en el último lustro, le convierten en el jugador que necesita la Juventus para por fin asaltar Europa (finalista en 2015 y 2017).

“Tener a Ronaldo aquí significa al menos que si jugamos contra el Real Madrid no empezaremos con un gol en contra de oficio”, señaló Bonucci este viernes en rueda de prensa. En los últimos años Ronaldo ha marcado 10 goles en 7 partidos contra la Juventus en la máxima competición europea.

Su llegada ha multiplicado el interés mediático mundial por la Juventus y el campeonato italiano. La cadena estadounidense ESPN compró los derechos audiovisuales de la competición para Estados Unidos a BeIn por un monto confidencial.