AFP . 29 mayo

El extremo belga Eden Hazard liquidó este miércoles al Arsenal en la final de la Europa League en Bakú, con dos goles y una asistencia, un último servicio al Chelsea antes de la más que posible marcha que dejó entrever al final del partido.

“Creo que es un adiós, pero en el fútbol nunca se sabe”, dijo el belga a BT Sports. “Mi sueño era jugar en la Premier League y lo realicé durante siete años en uno de los mayores clubes. Por ello, quizá es el momento para mí de nuevos retos”.

El belga Eden Hazard (10) podría haber jugado su último partido como figura del Chelsea. Foto: AFP
El belga Eden Hazard (10) podría haber jugado su último partido como figura del Chelsea. Foto: AFP

“Ya he tomado mi decisión. Ahora depende del club. Decidiremos en los próximos días. Mi objetivo hoy era ganar el trofeo y está hecho, era lo único que tenía en la mente”, añadió el talentoso centrocampista de 28 años, cuyo contrato con el Chelsea expira en 2020.

Hazard nunca ha ocultado su deseo de jugar en el Real Madrid y el técnico blanco, Zinedine Zidane, tampoco escondió su estima por el belga: “Lo que puedo decir es que es un jugador que siempre me ha gustado, como todo el mundo sabe”, declaró Zizou el pasado 5 de abril.

El jugador, desaparecido en el primer tiempo, despertó tras el descanso y dio la asistencia del segundo gol antes de marcar los dos últimos del Chelsea.

El delantero francés Olivier Giroud (49'), el español Pedro Rodríguez (60') y Hazard en dos ocasiones (65' y 72') fueron los goleadores blues, mientras que Alex Iwobi (67') marcó la única diana del Arsenal.

Con este título los Blues cierran una notable temporada en la que terminaron en tercera posición en la Premier League y cayeron en la final de la Copa de la Liga ante el Manchester City en los penales, en la recordada ocasión en la que el meta Kepa Arrizabalaga se negó a ser sustituido.

El Chelsea abre su vitrina para depositar una segunda Europa League, que acompaña a la obtenida en 2013 de la mano del preparador español Rafa Benítez contra el Benfica.

A diferencia de sus vecinos Gunners, el Chelsea cuenta con un respetable palmarés europeo, en el que también figuran una Liga de Campeones (2012), dos Recopas (1971 y 1998) y una Supercopa de Europa (1998). Las dos finales de Europa League que ha disputado las ha ganado.