Dagoberto Hidalgo Cortés. Hace 2 días

Los ¢128.000 millones señalados en el informe de la Contraloría General de la República como superávit acumulado por el Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) —120.000 millones de superávit específico— son recursos destinados en un 94 % al financiamiento de construcción de viviendas, desarrollo de proyectos habitacionales y al déficit en esta materia entre la población de menos ingresos.

Lo anterior conforme a los fines y objetivos asignados al Banco en la Ley del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda (Ley 7052).

El restante 6 % son recursos para la gestión institucional. Por tanto, el Banhvi no tiene un superávit libre acumulado, entendido este como recursos disponibles, ociosos o sin un fin específico o de libre disposición de acuerdo con la normativa de la Contraloría.

Los recursos del 2020 están comprometidos en proyectos de vivienda y casos individuales en curso, en las diferentes etapas de construcción o desarrollo.

El autor es gerente general del Banhvi.