Editorial

Editorial: Puerta abierta a los nómadas digitales

Estamos a tiempo para competir en la atracción de nómadas digitales. Habría sido mucho mejor llegar temprano, y lo pudimos haber logrado si la reglamentación de la ley no hubiera tardado en sortear los vericuetos de la burocracia. Uno tras otro los borradores fueron rechazados por la industria turística nacional dada la complejidad de los requisitos ideados por sus redactores, mientras otros países apenas exigían lo indispensable. En cada intento, las exigencias reglamentarias propuestas anulaban las buenas intenciones de la ley y hacían de Costa Rica un destino difícil pese a sus extraordinarios atractivos.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.