Editorial

Editorial: Honorarios profesionales

Los decretos firmados por el presidente Rodrigo Chaves el miércoles, en Cartago, para derogar las tarifas mínimas de varios colegios merecen el apoyo de la ciudadanía

Los colegios fueron establecidos para velar por el correcto ejercicio de las profesiones, no por los intereses de sus agremiados. Nunca debieron tener a cargo la fijación de tarifas mínimas ni hay expresión más chocante de gremialismo que la elevación a principio ético del apego al precio mínimo.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.