Editorial

Editorial: El elitismo del Teatro Nacional

El Teatro es una institución elitista, dice la vertiente demagógica de la Asamblea Legislativa, donde nunca ha sido escasa, pero en muchas oportunidades fue menos incoherente. Pese a versiones muy difundidas, el Teatro no es obra de la oligarquía cafetalera, sino del esfuerzo de todo el pueblo, obligado a financiarlo con un impuesto a las importaciones.

Los argumentos esgrimidos para negar al Teatro Nacional el financiamiento de urgentes reparaciones y mejoras en los sistemas de seguridad, en especial la prevención de incendios, van desde la garantía teológica de incombustibilidad del edificio hasta la más grosera demagogia.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.