Columnistas

Página quince: Somos responsables de todo el dolor del mundo

Es imposible ignorar el dolor y la miseria del pueblo y apertrecharse en un opulento castillo rodeado de todo tipo de lujos

Hegel decía que mientras en el mundo haya un esclavo ningún hombre tiene derecho de ser feliz. La frase perturba, toca nervios expuestos de nuestra psique y nuestra moral. También, creo profundamente en la reflexión dostoievskiana: «Todos somos, en mayor o menor medida, de lejos o de cerca, responsables del mal que asola al mundo».








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.