Columnistas

Maternidad y trabajo

Como madre trabajadora, muchas veces me acompañó el sentimiento de culpa, preocupada porque mi trabajo, o menor tiempo disponible para mi hija, incidiera negativamente en su vida. No bastaban para tranquilizarme las aseveraciones de mi esposo de que era una excelente madre.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.