Columnistas

Cerrar el CNP

La intervención de la burocracia encarece los productos, suprime los beneficios de una sana competencia, fortalece la figura de los intermediarios y concentra el negocio en muy pocos proveedores

El Consejo Nacional de Producción (CNP) nació con el objetivo de apoyar a los pequeños y medianos productores agrícolas, y eliminar a los intermediarios, pero hoy ocurre todo lo contrario, se ha convertido en un mediador más, aliado a otros intermediarios caros, y, así, traslada su ineficiencia y mala gestión a sus compradores: escuelas, hospitales, cárceles, centros de policía, que constituyen un mercado cautivo, sin voz y sin poder de negociación.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.