Nicole Pérez. 28 abril
La información errónea circula por la red social Facebook y se difunde en diversas páginas y perfiles personales. Fuente: Reproducción. watermark-flex watermark-mobile
La información errónea circula por la red social Facebook y se difunde en diversas páginas y perfiles personales. Fuente: Reproducción.

Es falso que el Gobierno le dará $1 millón a la empresa Speratum, del científico Christian Marín, como parte de una investigación que busca producir pruebas para detectar el covid-19 en el país, como se afirma en varias publicaciones que se comparten vía Facebook.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) y el Centro Nacional de Innovaciones Biotecnológicas (CENIBiot) —instancia que dirige la investigación— confirmaron a La Nación la falsedad de los posteos.

“No es cierto. Para realizar esta investigación el Micitt no ha contemplado darle $1 millón a la empresa Speratum ni a ninguna otra entidad. Además, el Micitt no puede asignar y no asignará fondos para investigación, desarrollo, transferencia tecnológica o innovación a ningún ente público o privado sin que exista una previa convocatoria pública”, explicó la viceministra de Ciencia y Tecnología, Paola Vega.

Marín, por su parte, también confirmó que su empresa no está recibiendo ningún monto de dinero por la investigación que lidera el CENIBiot.

“Speratum no ha recibido, ni va a recibir ningún dinero para ningún proyecto con diagnósticos. Esta iniciativa es una iniciativa del CENIBiot. Yo he apoyado desde el punto de vista científico, de validación, de la idea en general”, comentó el virólogo.

La información falsa empezó a circular luego de que el 23 de abril el presidente de la República, Carlos Alvarado, anunciara que el país intentará desarrollar sus propias pruebas para detectar el covid-19.

“Los reactivos que van a descubrir los del CENIBiot están descritos desde hace más de 20 años y para eso le van a dar a una empresa privada más de $1 millón”, dicen las publicaciones falsas.

El CENIBiot también aclaró que el objetivo de la investigación no es encontrar los mismos activos que ya se emplean, sino tener alternativas a los kits de pruebas en caso de que el país sufra problemas para conseguirlos.

“La pandemia ha hecho sucumbir servicios de salud de algunas de las potencias económicas mundiales. En esos países, el desabastecimiento de kits ha impactado negativamente. En estos casos, el desarrollo de protocolos alternativos ha permitido ofrecer una herramienta valiosa para la atención de las personas. Esperamos que una situación similar no se presente en Costa Rica, pero no podemos obviar la posibilidad; es por eso que debemos prepararnos para hacer frente a cualquier circunstancia", aseguró el CENIBiot a La Nación.

"El propósito de la investigación es montar y en la medida de lo posible optimizar para Costa Rica ese tipo de alternativas, en el eventual caso de que para en nuestro país se den problemas de aprovisionamiento. Es ofrecer desde el trabajo científico una oportunidad al servicio del bienestar de la población y de las autoridades para la atención de esta pandemia. Hasta donde se conocen estos protocolos alternativos no han sido establecidos en Costa Rica, por lo que la investigación ofrecerá como resultados los datos de selectividad y especificidad requeridos para evaluar su potencial utilidad proporcionando una vía alterna para el diagnóstico”, señaló el Centro de Innovación.

Para la primera fase de la investigación, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) aportó $37.500 y el CENIBiot, $170.000 en acceso a equipos y profesionales.

La publicación errónea fue reproducida por varias páginas de Facebook, entre ellas una identificada en esa red social como “Patricio Villeda”, que reproduce sistemáticamente información falsa. El posteo ya se compartió desde ese portal 1.125 veces.

Además del CENIBiot, el MICITT, PNUD y Speratum, en la investigación participan el Centro Nacional de Alta Tecnología, el Ministerio de Salud, el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud, el Instituto Tecnológico de Costa Rica, la Universidad de Costa Rica, la Cámara de Industrias de Costa Rica y la Promotora de Comercio Exterior.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.