Silvia Artavia. 25 septiembre
Los delincuentes montan toda una falsa estructura de reclutamiento y envían a las víctimas correos como este. watermark-flex watermark-mobile
Los delincuentes montan toda una falsa estructura de reclutamiento y envían a las víctimas correos como este.

Personas inescrupulosas se aprovechan del infortunio de quienes perdieron el trabajo debido a la crisis por la pandemia de la covid-19 y, engañándolos con supuestos anuncios de empleo, les vacían sus cuentas bancarias.

Los malhechores publican falsos mensaje de reclutamiento en redes sociales como Facebook y los viralizan en servicios de mensajería como WhatsApp, a nombre de reconocidas empresas como Coca Cola-Femsa, Walmart, Pastelería Merayo y Clínica Santa Fe.

Sin embargo, lejos de aliviar a las personas con un trabajo, las conducen a acceder a sitios web y a software malicioso para robarles información personal como las claves de sus cuentas bancarias y así despojarlas de su dinero.

Los delincuentes arman un falso proceso de selección de personal tan convincente que, en algunos casos, hasta les piden a las víctimas hacer depósitos de dinero para pagar los supuestos uniformes que usarán en sus nuevos puestos.

“Les decían que tenían que tener firma digital. Entonces los guiaban para que, supuestamente, antes de la entrevista (de trabajo) tuvieran firma digital. La gente iba haciendo los pasos y algunos accedían al link que les daban; ahí les robaban la información de las cuentas”, contó a La Nación Kathya Rojas, administradora de la sede Heredia de Clínica Santa Fe.

Según narró la funcionaria, a inicios de julio, estafadores difundieron falsamente que su empresa ofrecía puestos vacantes y fue necesario publicar en redes sociales un mensaje aclarando que era un engaño.

Se enteraron de que algo andaba mal cuando, de repente, en un solo día recibieron llamadas, correos y mensajes de “muchísimas personas” haciendo consultas.

“Inventaron nombres de personal, del supuesto gerente de Recursos Humanos y del de Administración, y la gente llamaba preguntando por ellos. Les dieron citas, con hora y fecha, para entrevistas, entonces la gente nos llamaba a confirmar”, recordó Rojas.

Según la profesional, de todas las personas con quienes conversó para corroborarles que, tristemente, se trataba de una trampa, al menos cuatro sí fueron estafadas.

"Recuerdo que una de las afectadas fue una muchacha de Grecia. Pobrecita. Ella se desahogó conmigo, porque no sabía cómo proceder. Era una profesional que decía que jamás pensó que le fuera a pasar eso. Le vaciaron las cuentas.

“Todas las personas que llamaban era porque estaban sin trabajo. De verdad que es inexplicable que haya gente tan cruel para hacer esas cosas”, lamentó Rojas.

El caso de Clínica Santa Fe es solo una pincelada de la realidad desatada durante la pandemia.

Según la Unidad de Análisis Criminal del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), entre enero y julio de 2020 se reportaron 733 estafas más que en el mismo periodo del 2019.

Durante los primeros siete meses del 2019 se registraron 7.508 denuncias por estafas, mientras que este año la cifra ascendió a 8.281 en el mismo lapso.

Más engaños

Algo similar sucedió con Pastelerías Merayo, también en julio.

“Un día me metí a revisar la cuenta de Facebook de nosotros y empiezo a ver ese montón de mensajes, de currículums vitae y preguntas de que en cuál sucursal necesitábamos gente. Pero era algo masivo. Al correo electrónico de aquí también llegaron cantidades de correos”, confirmó Rebeca Merayo, gerenta general.

Igualmente, esta empresa debió hacer una aclaración en sus redes sociales, diciendo que ninguno de sus 17 puntos de venta estaba contratando personal.

Emmanuel Villaplana, ejecutivo de Cuentas Corporativas de elempleo.com, comentó que, aunque la plataforma para la cual labora no se ve expuesta a estos inconvenientes, sí tiene conocimiento de toda la información fraudulenta que se propaga sobre ofertas laborales fraudulentas.

“Yo pertenezco a una comunidad de profesionales en gestión del talento donde interactuamos mucho y denunciamos entre nosotros aquellas vacantes o movimientos extraños. Lo último que vi fue que circularon una lista de correos inmensa, con todos los supuestos contactos de reclutamiento de un montón de empresas. La gente, desesperada, aplica a cualquier vacante y manda el CV de forma masiva”, contextualizó el especialista.

De hecho, sobre esa misma base de datos, un sitio en Facebook llamado Todos por Santo Domingo publicó lo siguiente el 5 de agosto:

"Una muchacha viene saliendo del OIJ y nos contó su caso. Con todo el dolor del mundo, aun en los tiempos difíciles que estamos viviendo, hay gente dispuesta a hacer daño.

"Esta foto que ella compartió es parte de una lista de 400 supuestos lugares que están dando trabajo.

“La manera en la que están haciendo las estafas es que la persona manda un correo interesado en un puesto de trabajo. Llaman ofreciendo una entrevista vía telefónica, con su currículum en mano, hacen una serie de preguntas y después de casi una hora de entrevistas, le dicen que supuestamente el trabajo es suyo. Le piden entrar a un link que envían y hackean su celular, cuenta de banca en línea y todo”.

Esta lista, con aparentes puestos vacantes, se difunde en redes sociales. watermark-flex watermark-mobile
Esta lista, con aparentes puestos vacantes, se difunde en redes sociales.

Según Villaplana, los métodos de los cibercriminales son tan convincentes, que terminan por perpetrar las fechorías.

Por ejemplo, los falsos empleadores dan seguimiento a los procesos mediante el envío de correos electrónicos. Así lo han hecho con firmas como Coca Cola-Femsa, una de las empresas que forma parte de la mencionada lista de compañías que circula en redes y en grupos de WhatsApp.

"En Coca-Cola FEMSA no hemos realizado ninguna publicación ni enviado correos electrónicos sobre puestos u ofertas laborales relacionadas con nuestra empresa.

"Les recomendamos visitar nuestros canales oficiales y la página https://careers.femsa.com/KOF, donde las personas pueden aplicar a plazas vacantes y registrarse para recibir información de empleo.

La multinacional de supermercados Walmart también desmintió un supuesto anuncio en el que los criminales solicitan personal para áreas como control de calidad, contabilidad y bodega y piden a los interesados enviar sus datos a un correo de gmail.

"Walmart de México y Centroamérica alerta a la población que personas inescrupulosas están usando su nombre para tratar de estafar a personas que han aplicado para trabajar con nosotros.

“Recordamos a la población que nuestra empresa: No solicita dinero (bajo ninguna circunstancia), no solicita datos bancarios, no solicita el ingreso a ninguna plataforma bancaria, no involucra la intermediación de ninguna entidad bancaria”, publicó Walmart.

Un delito que se paga con cárcel

Lo acontecido con dichas empresas calificaría como delito de suplantación de páginas web, explicó Erick Lewis, jefe de la sección de Delitos Informáticos del OIJ.

Este se da cuando los criminales consiguen llevar a las personas a software malicioso para que dejen ahí datos sensibles como contraseñas y cuentas bancarias y, acto seguido, las despojan de lo que tengan.

El castigo por el delito de suplantación de páginas web puede ser de hasta seis años de cárcel, dijo Lewis.

FUENTE: Elempleo.com    || DISEÑO / LA NACIÓN.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.