Vivienda

Policía desaloja a precaristas que invadieron 95 casas de interés social en Chomes

Familias también hicieron conexiones ilegales de agua y electricidad

Un grupo de familias que invadieron 95 casas de un proyecto de interés social en Chomes de Puntarenas fueron desalojadas, la mañana de este jueves, durante un operativo realizado por 200 oficiales de la Fuerza Pública.

La Fundación Costa Rica-Canadá, desarrolladora del complejo Vistas del Golfo, indicó que estas personas tomaron viviendas que les pertenecen a otras familias que ya estaban precalificadas. Por ello, según detalló, hace dos meses se les había solicitado que se retiraran.

Dicha organización indicó que para garantizar la integridad de las familias durante el desalojo se coordinó la presencia del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), el Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (Conapam) y el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa).

La fundación señaló que los invasores habían alegado que no tenían dónde vivir. Incluso realizaron conexiones ilegales a los servicios de agua y electricidad.

“Una vez realizado el desalojo debemos analizar la situación actual del proyecto e identificar si son necesarias nuevas inversiones”, afirmó Juan José Umaña, gerente de la organización. El personero comentó que el proyecto arrancó hace 10 años, pero que ha sufrido muchos tropiezos que han impedido terminarlo.

Indicó que el complejo consta de 143 viviendas, de las cuales ya se han entregado 47 a familias calificadas por el Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi). Comentó que aún falta construir una casa y entregar el resto de estructuras que ya están listas, pero que necesitan ajustes con las aguas residuales.

“La fundación se encuentra en la etapa final de obtención de permisos para la construcción de una planta de tratamiento, que no estaba contemplada en el diseño inicial y fue solicitada por el Banhvi. Cuando se termine esto se podrán entregar las demás casas que faltan”, señaló.

Umaña agregó que, al parecer, los precaristas son vecinos del cantón central de Puntarenas y que debido a su ingreso, varios beneficiarios del proyecto también tomaron sus viviendas por miedo a que se las quitaran. Sin embargo, destacó que a estos últimos también se les tuvo que desalojar, ya que las casas aún no están listas.

“Los primeros y los más interesados en entregar estas casas a los dueños precalificados somos nosotros”, dijo el gerente, quien espera que el proyecto se finalice a inicios del próximo año, para albergar a decenas de familias que han esperado más de una década por estas propiedades.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Escribe sobre vivienda y trabajo.