Juan Diego Córdoba González. 23 marzo
Suspender contratos laborales, disminuir las jornadas o acordar vacaciones son las opciones para evitar despidos de trabajadoras domésticas. Fotografía: Carlos Hernández.
Suspender contratos laborales, disminuir las jornadas o acordar vacaciones son las opciones para evitar despidos de trabajadoras domésticas. Fotografía: Carlos Hernández.

La emergencia nacional por el covid-19 golpea también a las trabajadoras domésticas y sus familias.

Ante la medida de aislamiento social adoptada por el Ministerio de Salud para evitar la propagación del nuevo coronavirus, muchos patronos dejaron de recibir en sus hogares a sus empleadas.

Esto desencadenó despidos y suspensiones de contratos de forma irregular, según reporta la Asociación de Trabajadoras Domésticas (Astradomes).

“Hemos tenido muchísimas llamadas de compañeras. Algunas han sido despedidas, a otras las mandan a sus casas y les dicen que (vuelvan) hasta nuevo aviso”, señaló Carmen Cruz, presidenta de la Asociación.

Esa es la incertidumbre que vive una trabajadora de apellido Rojas, quien labora con cinco distintos patronos en Heredia.

Para esta semana le cancelaron todos los servicios, por lo que se quedará sin pago. Además, ninguno de los patronos la tiene asegurada ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), como indica el Código de Trabajo.

“A partir de hoy es que me dijeron que no fuera en esta semana, y diay, por lo tanto al no ir no me pagan los días que yo trabajo. Es algo muy complicado porque si no hay dinero no se pueden comprar las cosas que uno requiere para la emergencia, entonces obviamente sí se ve uno afectado”, señaló Rojas.

La mujer de 47 años contó que solo uno de sus patronos le comunicó que le iba a reconocer “algo” del pago que suele recibir por limpiarle su casa.

Astradomes pidió a los patronos llegar a acuerdos excepcionales con sus trabajadoras, como adelantar vacaciones, en lugar de culminar la relación laboral.

Al tiempo que pidió al Gobierno anunciar medidas para proteger a este sector durante esta emergencia nacional.

“Si bien es cierto tenemos una emergencia nacional y todos necesitamos estar aislados, este no es el momento para que una persona se quede desempleada o sin salario, porque lo necesitamos para la manutención de nuestras familias”.

De acuerdo con Alejandro Trejos, abogado laboralista de la firma legal BDS Asesores, además de acordar vacaciones, los patronos pueden acogerse a otras dos opciones.

“Esta es una pregunta que nos han hecho tanto patronos como trabajadoras y nos interesa muchísimo. Podría aplicarse la suspensión o la disminución de la jornada, si el patrono logra demostrar una afectación por el covid-19, por ejemplo, si el patrono fue suspendido en su trabajo o su jornada disminuida, lo cual le imposibilita el pago del salario de la servidora doméstica”, afirmó Trejos.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) insistió en que la suspensión de contratos laborales o reducción de jornadas laborales no se pueden aplicar de forma arbitraria, sino que deben enviar una solicitud justificada a la Dirección de Inspección del Trabajo, para que acepte o rechace la petición del patrono.

Además, recordó que debe haber un acuerdo entre partes para enviar a vacaciones a cualquier trabajador, con la excepción que el colaborador acumule días de vacaciones del periodo anterior.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, anunció que en próximas horas enviará a la Asamblea Legislativa un proyecto de ley para auxiliar a trabajadores independientes afectados por la emergencia nacional. Alvarado no especificó a qué sectores abarcaría.