Servicios

¿Viaje en tren? Podrá pagar con tarjetas de crédito y débito

En un futuro también se podrán utilizar otros instrumentos de pago emitidos por las entidades financieras nacionales o internacionales

A partir del 6 de setiembre, los usuarios del tren podrán pagar el pasaje con tarjetas de débito o crédito.

Eso será posible con la implementación del pago electrónico en el servicio ferroviario, que comenzará paulatinamente en algunas rutas del país, las cuales aún no se han definido, según informó este martes el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer).

En un futuro también se podrán utilizar otros instrumentos de pago emitidos por las entidades financieras nacionales o internacionales. Además, también existe la posibilidad de pagar en efectivo.

De acuerdo con el Instituto, aún se realizan los últimos procesos de verificación y ajuste a la infraestructura tecnológica para garantizar una operación exitosa del nuevo sistema.

Para la entidad, esta nueva posibilidad de pago “mejorará significativamente la calidad del servicio del transporte público”.

“Hemos estado trabajando durante los últimos meses en las capacitaciones del personal y en la implementación de los sistemas necesarios para hacer este proyecto realidad en el servicio de trenes, y cumplir así nuestro objetivo de modernizar el transporte ferroviario”, explicó Elizabeth Briceño, presidenta del Instituto.

Soberanía tecnológica

El sistema se desarrolló bajo el principio de soberanía tecnológica con el fin de no depender de proveedores específicos y que el país pueda manejar la evolución, expansión e implementación de nuevas funcionalidades cuando se requieran.

Además, según el Gobierno, permite menores costos al fomentar la competencia entre múltiples proveedores.

El Instituto subrayó que el Sistema Nacional de Pago Electrónico en el Transporte Público (Sinpe-TP) todavía se encuentra en la etapa final de los procesos de certificación de seguridad de las franquicias internacionales de tarjetas de pago (crédito y débito).

Simultáneamente, trabajan en llevar el pago electrónico al servicio de buses, que es el siguiente paso, como recordó el ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez. Se prevé que esté listo el primer trimestre del 2022.

Todo el sistema costaría al menos ¢5.000 millones al Banco Central de Costa Rica (BCCR), según estimaciones dadas a conocer meses atrás.

“Luego de un trabajo intenso en los últimos años entre varias instituciones y los representantes de los operadores de autobuses, estamos a pocos días de ver materializado el inicio del pago electrónico en el transporte público”, manifestó Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central.

Este servicio sería el comienzo de un sistema universal, por medio del cual el usuario podría pagar su pasaje con el mismo instrumento de pago en cualquier ruta nacional, como destacó la primera dama, Claudia Dobles.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Escribe sobre vivienda y trabajo.