Servicios

Trenes introducirán el pago electrónico a mediados de año

Pruebas se iniciarán este mes, pero solo para capacitar a funcionarios y probar equipos

El servicio de trenes introducirán el sistema de pago electrónico a mediados del 2021.

Si bien las pruebas piloto están programadas para este mes de febrero, en el cronograma del Banco Central (BCCR), por ahora no incluirán a los usuarios.

En el calendario del BCCR, las pruebas para viajeros quedaron para julio. Será en ese momento cuando los pasajeros del área metropolitana puedan pagar con tarjetas u otros mecanismos distintos al efectivo.

“A finales de este mes, el proyecto iniciará las pruebas controladas, en conjunto con el personal de Incofer, con el fin de probar los validadores (equipos de lectura de tarjetas similares a los datáfonos) que se usarán cuando el pago electrónico en el transporte público se implemente de manera definitiva y paulatina, lo cual está programado para el mes de julio del presente año”, indicó el Banco Central.

Los validadores responden a especificaciones funcionales que se definieron en conjunto con expertos del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer).

La idea, para esta primera etapa, es que sean los trabajadores del Instituto los que realicen los movimientos en los equipos similares a los datáfonos, a fin de preparar estos dispositivos y a los mismos funcionarios.

“Para este periodo, se utilizarán tarjetas de prueba que no realizaran movimientos sobre las cuentas de fondos del personal encargado de llevarlas a cabo; es hasta que se inicie la operación del sistema donde tales pagos se harán efectivos”, añadió el BCCR.

Una vez superada esta etapa, los equipos deben completar los procesos de certificación de seguridad exigidos por las marcas internacionales de tarjetas.

Además de leer tarjetas de crédito, débito y prepago, los equipos validadores también serían capaces de escanear códigos QR para utilizar el celular como medio de pago.

Para los cobradores, sí serán perceptibles algunas diferencias, pues en los dispositivos, el cobrador deberá seleccionar la ruta que está atendiendo, el recorrido que espera realizar el pasajero y el origen y destino del viaje, para así llegar a la tarifa que debe cancelar el usuario, entre otras funcionalidades.

Una vez que esta modalidad de cobro comience, se continuará aceptando el pago en efectivo como complemento.

La idea, indicaron las autoridades del Banco Central, es que el pago electrónico vaya desplazando al efectivo conforme los ciudadanos se vayan acostumbrando al nuevo sistema.

De acuerdo con el cronograma, una vez que se integre esta modalidad a los servicios de trenes, el siguiente paso será llevarlo a las rutas de bus; donde inicialmente se habilitará para recorridos de la Gran Área Metropolitana (GAM).

Dicho sistema se comenzaría a aplicar en setiembre, pues el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) pretende aprovechar el vencimiento de los contratos de concesión con las empresas autobuseras, para incluir la nueva modalidad en los nuevos acuerdos.

En total, se deberán integrar a la misma plataforma las 300 empresas que administran 500 rutas de todo el país.

FUENTE: MOPT    || DISEÑO / LA NACIÓN.

Actualmente, el Banco Central desarrolla el módulo central denominado Sistema Central de Recaudo, mediante el cual se administrará la información de pago de todos los pasajeros, para brindar confianza a usuarios, operadores y reguladores del transporte público.

El Sinpe-TP requerirá además integrarse a una pasarela de pagos especializada en transporte, que será la encargada de articular el procesamiento de las transacciones (pasajes) del transporte público para presentarlas al cobro en las cuentas de los usuarios.

Además, este sistema será el encargado de interactuar con los validadores, así como con los bancos que cobran las transacciones ante los emisores de los dispositivos y con el Sistema Central de Recaudo, que administra las reglas de negocio del pago electrónico y distribuye los recursos entre los operadores.

Según el Central, en este momento se trabaja en la elaboración del cartel licitatorio, con la intención de publicarlo este mes.

En diciembre anterior, la Contraloría General de la República, autorizó la contratación por un monto de $1.092.000 y por el plazo de cuatro años. De ese tiempo, 6 meses son para la integración de la solución tecnológica y 3 años y 6 meses para la operación.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.