José Andrés Céspedes. 17 marzo
El presidente de la a Cámara de Comercio de Costa Rica, Julio Castilla Peláez, indicó que en este momento no existe ningún faltante de licor en el país. Foto: Cortesía
El presidente de la a Cámara de Comercio de Costa Rica, Julio Castilla Peláez, indicó que en este momento no existe ningún faltante de licor en el país. Foto: Cortesía

Las municipalidades de los cantones de Talamanca (Limón) y Carrillo (Guanacaste) acordaron aplicar ley seca con el fin de prevenir aglomeraciones de personas en los comercios y que esto desencadene contagios de la enfermedad covid-19, provocada por el nuevo coronavirus.

En el caso de Carrillo, la decisión se tomó la noche de este lunes en una sesión del Concejo Municipal, y se anunció a través del perfil de Facebook de la municipalidad.

Por su parte, la municipalidad de Talamanca emitió un comunicado este martes, donde detalla que la medida aplicará desde las 00:00 horas de este miércoles y hasta el 13 de abril.

“Esta moción es con el fin de salvaguardar los nuestros, ya que gracias a Dios no tenemos casos hasta el momento”, dice el comunicado del ayuntamiento de Talamanca.

La Cámara de Comercio de Costa Rica (CCC) expresó su preocupación por la medida tomada por las municipalidades, ya que la calificó como "un golpe más al comercio”.

“No entendemos porqué lo están haciendo a esta hora. Entendemos que viene la Semana Santa, ahí respetamos cada quien si está a favor o en contra de aplicar ley seca, pero de aquí hasta Semana Santa atentan contra la reactivación económica que necesitamos en estos momentos que estamos golpeados por el covid-19”, expresó el presidente de la CCC, Julio Castilla Peláez.

Castilla agregó que la premisa de evitar la aglomeración de personas en los comercios está fuera de contexto, ya que este lunes la misma CCC emitió la orden de limitar la cantidad de personas que ingresan a sus locales para, precisamente, evitar aglomeraciones.

El presidente de la CCC indicó que les preocupa que esta medida la adopten otras municipalidades y que en este momento no existe ningún faltante de licor en el país.

“La canasta básica hay garantía que se puede suplir siempre y cuando seamos solidarios y responsables a la hora que compramos. El licor es igual. En este momento no hay ningún faltante de licor para que esa medida se tome basada en que puede haber acumulación de personas en un punto de venta. Es un golpe más al comercio. No lo vemos necesario en este momento, todo lo contrario”, aseveró Castilla.

Este lunes se informó que los supermercados, por iniciativa de la Cámara de Comercio de Costa Rica, sí limitarán la cantidad de personas que ingresan a sus locales para evitar aglomeraciones, en momentos en que las autoridades sanitarias piden precisamente a la población evitar asistir a sitios muy concurridos.

También se restringirá la venta de cierto tipo de productos que tienen una enorme demanda en este momento con el propósito de permitir que la mayoría de los consumidores puedan tener acceso, por ejemplo, a implementos de limpieza.

Alonso Elizondo Bolaños, director de la CCC, enfatizó en que las medidas aplicadas en los supermercados en los últimos días no obedecen a un problema de faltante de productos.

Según el jerarca de la Cámara de Comercio, limitar la cantidad de clientes en puntos de venta lo que pretende es evitar contagios, tal y como recomienda el Ministerio de Salud.

Elizondo detalló que lo que ocurrió este lunes fue una demanda atípica principalmente de productos de limpieza y una crecida de clientes en supermercados, luego de que el Gobierno declarara estado de emergencia nacional por el covid-19.

Al respecto, el presidente ejecutivo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexander Solís, pidió a la población evitar esas prácticas de consumo.

“Tomemos este manejo de la situación de emergencia responsablemente. Ayer (lunes), vimos como se saturaron los supermercados y nosotros mismos causamos un primer desabasto temporal de algunos productos”, expresó Solís.

Este lunes, todas las cadenas de supermercados se unieron al llamado de la Cámara en un comunicado conjunto suscrito por Palí, Maxi-Palí, Mas x Menos, AutoMercado, Walmart, PriceSmart, Fifco, Megasuper, Freshmarket, AmPm, Gessa y las panaderías Musmanni.